-5 C
New York
Saturday, Jan 22, 2022
Image default
Awards & event

“Soy Georgina”, el “actuality” en Netflix de la pareja de CR7

«Hola, vais a estar todo el día detrás, con la camarica?». Con un perfecto deje de Jaca, Georgina Rodríguez Hernández avanza entre los focos de paparazzi en el vídeo con el que Netflix anuncia su nuevo «actuality’». Un guion de un cuento de hadas como es la vida de la «influencer» española con más millones de seguidores (y una de las 10 con más influencia en todo el mundo), modelo, bailarina, madre, empresaria… Y desde 2016, pareja de Cristiano Ronaldo.

Pero más allá de la pirotecnia de portadas, «tales» y alfombras rojas, poco se sabe de una de las famosas patrias con más glamour y ceros en la chequera. «Muchos conocen mi nombre, pocos saben quién soy», asegura la protagonista de «Soy Georgina», «un retrato emotivo y en profundidad» de la mujer que hay detrás de Instagram y los grandes titulares», explica la cadena, que confirma que tanto el jugador como sus hijos tienen un peso destacado en el «actuality’», que se estrenará el día 27. Aunque hay quien la compara con Kim Kardashian, su vida se diferencia bastante. Para muestra, estos 10 capítulos.

Española y argentina

«Mi padre es argentino y mi madre es de Murcia. Fueron a Buenos Aires con mi hermana Ivana para que ellas conocieran a la familia de mi padre. Decidieron quedarse un tiempo allí y nací yo. Mi padre intentó convencer a mi madre para vivir en Argentina, pero no lo consiguió y, cuando yo tenía un año, regresaron a Murcia. Después, nos trasladamos a vivir a Jaca», ha explicado la «modelo». De los 3 a los 17 años vivió en el municipio oscense, donde, durante más de una década fue a clases de baile en la Academia de danza de Susana Ara.

El ballet, su primera pasión

«El ballet ha moldeado mi cuerpo y mi personalidad. La disciplina que la danza me exigió no solo se refleja en mi cuerpo, sino también en mi forma de ser», ha confesado. Durante 15 años estudió ballet clásico, que sigue practicando a modo de entrenamiento routine porque, además, le aporta valores «como el amor por todas las formas de arte, el compañerismo, la disciplina y la importancia de llevar una vida sana».

Hecha a sí misma

Con 18 decidió salir de Jaca y buscarse la vida. Su primer trabajo fue de camarera en Huesca. Cuando ahorró un poco de dinero, compró un billete y se plantó en Madrid. Tenía 19 años cuando se empleó de dependienta en Massimo Dutti. Dejó la tienda durante cuatro meses para viajar a Inglaterra y aprender inglés (estuvo de «au pair» en Bristol) y a la vuelta, estuvo en la tienda Prada antes de aterrizar en la boutique de Gucci, donde un día de 2016 entró Cristiano Ronaldo y puso su vida patas arriba. Ahora es ella la que viste de Gucci, Hermès, Louis Vuitton o Dior en las fotos que sube a sus redes sociales.

Un «crack» por pareja

Tan solo un año después de la sonada ruptura con la supermodelo Irina Shayk, el futbolista conoció a la mujer de su vida y la estabilidad acquainted en aquel encuentro en una tienda de lujo de Madrid. «Días después nos volvimos a ver en el evento de otra marca y fue entonces cuando pudimos hablar en un ambiente relajado. Fue amor a primera vista para ambos. Me llamó la atención la altura, el cuerpo y la belleza. Estaba temblando frente a él, pero se encendió una chispa».

Supermamá

Fruto de su relación con Cristiano, en 2017 nació su primera hija, Alana. La pequeña period la cuarta hija del delantero y la primera en no ser concebida por gestación subrogada. Antes, habían nacido sus hermanos Cristiano JR (2010) y los gemelos Eva Maria y Mateo (2017). Actualmente, Georgina y Ronaldo (36 años) están esperando mellizos.

Modelo de altos vuelos

De todas sus facetas profesionales, con la que más se identifica Georgina es con la de modelo, profesión en la que empezó a triunfar a raíz de su noviazgo con CR7. Gracias a sus 170 centímetros de altura, sus medidas de 85- 62- 90 y sus 61 kilos de peso, ha sido portada en «Girls’s Well being», «Harper’s Bazaar», «Love», «L’Officiel», «Cosmopolitan»…). Asimismo, es imagen de diversas marcas, como Sheglam, Gisada, Armani, Effek… y embajadora internacional de la joyas Chopard.

«Influencer» de «influencers»

Con sus casi 30 millones de seguidores en Instagram, Georgina puede presumir de ser una de las españolas más influyentes del panorama internacional. Se estima que su fortuna asciende a casi nueve millones de euros (la tarifa de sus ‘posts’ no baja de los 8.000 euros y el ‘money’ por entrevista realizada son unos 100.000 euros).

Empresaria con marca

Georgina también ha lanzado su propia marca de ropa, Om By G, en este caso pensada para momentos «informal» o deportivos, pero exclusivos y de lujo. Su primer modelo, un chándal «complete pink» [a 108,95 euros cada una de las dos piezas] voló enseguida de las estanterías virtualesdemuestra su vertiente solidaria, como la colaboración que mantiene desde hace tiempo con la fundación Nuevo Futuro, que ayuda a niños y jóvenes sin hogar, y con el banco de alimentos FESBAL.

Alfombras rojas y televisión

La modelo se ha convertido en una estrella native y la invitan a todas las inauguraciones, eventos y festivales, a los que acude sola o de la mano de Ronaldo. Ya se ha convertido en una routine del Pageant de Cannes, donde brilla por sus estilismos. En España, ha participado en «Masks Singer», y también ha ejercido de copresentadora en San Remo, donde se atrevió a entonar una canción. También ha participado en una gala de premios MTV, donde fue la encargada de entregarle un galardón a Rosalía.

Related posts

Congreso Futuro: 4 premios nobel y 80 expertos se tomarán la 11° versión – Senado

admin

Inauguran fase de eliminatorias provinciales del primer Pageant Deportivo Navideño 2021

admin

Los Grammy se convierten en los primeros premios con “cláusula de inclusión”

admin

Leave a Comment