7.1 C
New York
Friday, Dec 3, 2021
Image default
Carlos Vives

La Nación / Lucy, primera misión de la NASA hacia los asteroides troyanos, inicia viaje de 12 años

San José de los Arroyos. Omar Jara. Agencia Regional.

Una joven estudiante de la carrera de Formación Docente lanza su producto al mercado con la esperanza de tener mucha venta y así solventar sus estudios. La emprendedora tiene 23 años, es huérfana de madre desde los 12 y ha perdido su trabajo por efecto de la pandemia.

Se trata de Lucy Rodas, quien vive con su padre en la compañía Arazapé de San José de los Arroyos, distante unos 11 kilómetros del centro urbano de este distrito caaguaceño.

La protagonista de la historia cursó sus estudios en la escuela de su comunidad y en el Colegio Nacional Cristo Rey del mismo lugar. “Después estudié informática, corte y confección, hasta mecánica de motos y ahora estoy con mi carrera de educación escolar básica, que debido a la pandemia últimamente lo hacemos en forma digital”, dijo a La Nación.

El negocio de Lucy consiste en preparar el in style cocido quemado, que envasa en bolsitas higiénicas y bien presentables para ofrecerlo al público. “Este siempre fue mi sueño y ahora se concreta. Perdí mi trabajo y empiezo a vender el cocido en bolsitas para solventar mis gastos de estudio. Justamente ahora comienzo mi quinto semestre en el Instituto de Formación Docente de San José”, contó.

Los productos de Lucy están elaborados higiénicamente. Foto: Omar Jara.

Lea también: Ejemplo de superación: encontró salida laboral pintando tejas personalizadas

El quinto semestre irá hasta diciembre y el próximo año debe cursar el sexto y último semestre y, si todo va bien, graduarse de profesora en agosto.

Lucy siempre ha trabajado; ni bien culminó sus estudios secundarios prestó servicios en el store de un servicentro, donde a la par siguió estudiando durante cuatro años, pero con la pandemia la firma se fue a la quiebra, como muchas otras en el distrito y en el país, y tuvo que buscar alternativas para seguir formándose.

La joven está decidida a no echar a perder su esfuerzo y culminar su sacrificada carrera. “Yo me propuse culminar mis estudios y no voy a quedarme sentada, quejándome. Por eso pongo mano a la obra y abro este negocio. Lo que quiero es llegar a muchas personas, que el producto tenga mucha aceptación, y con las ganancias que me deje, solventar mis gastos de estudio”, insistió.

Según explicó Lucy, las clases aunque sean virtuales tienen muchos gastos, por ejemplo, “debo cargar saldo a full en mi celular, comprar insumos pedagógicos, and so on. y sin ingresos no hay nada que hacer”.

La emprendedora le puso su nombre al producto que ofrece, que tiene un costo de G. 2.500 la bolsita y lo comercializa en los negocios, también a clientes individuales, incluso hace supply. De momento su área de venta es San José de los Arroyos, pero su objetivo es llegar a otras ciudades. Los interesados en adquirir el cocido quemado “Lucy” pueden contactar al teléfono (0975) 116-674.

La joven optó por su nombre para denominar a su producción. Foto: Omar Jara.

Mirá también: Joven pediatra descubrió en la escultura médica su vena para el arte moderno

Related posts

Arrasa tamaulipeco con nominaciones – Expreso

admin

Discos de las leyendas Vives y Arjona junto a lanzamientos de Mike Bahía, Gerardo Ortíz y Natalia Jiménez

admin

Qué ver, qué hacer en Guayaquil este viernes 15 de octubre de 2021 | Cultura | Entretenimiento

admin

Leave a Comment