7.1 C
New York
Friday, Dec 3, 2021
Image default
Daddy Yankee

Kacho López y Tristana Robles celebran mucho más que una nominación al Latin Grammy

El pasado mes de diciembre el cineasta Kacho López Mari y la productora Tristana Robles se encontraban en la ciudad de Miami, filmando en plena pandemia.

Ya habían realizado otros trabajos remotos y presenciales, pero cosas más pequeñas, así que se sentía el entusiasmo de regresar al set de filmación para un proyecto grande, aunque en esta ocasión con nuevas exigencias y protocolos debido al Covid-19.

El trabajo que los ocupó fue “Origen”, proyecto audiovisual del cantautor colombiano Juanes, con el que habían colaborado en dos proyectos anteriores, “Mis planes son amarte” y “La Historia”, por el que ganaron un Latin Grammy en el 2015 en la categoría de mejor vídeo musical largo.

Juanes quiso con su décimo álbum de estudio rendir homenaje a los artistas y a la música que lo formaron, grabando versiones de éxitos de Julio Jaramillo, Carlos Gardel, Juan Luis Guerra, Fito Páez, Bob Marley y Joaquín Sabina, entre otros. Para acompañar dicho materials sonoro decidió hacer un documental, el cual encomendó a la casa productora Filmes Zapatero, a cargo de Kacho López Mari y Tristana Robles, quienes idearon dicho proyecto, el cual está disponible en la plataforma Amazon Prime Video.

Por este trabajo audiovisual, la pareja acaba de ser nominada por séptima ocasión a un Latin Grammy en la categoría de mejor vídeo musical de formato largo. Aunque cada nominación ha sido importante en la carrera de estos puertorriqueños, ésta, sin duda, ocupa un lugar muy especial.

EL ACCIDENTE

Una semana después de haber concluido la filmación de “Origen”, el director Kacho López Mari sufrió un accidente en bicicleta que casi le cuesta la vida. En esos días estaba preparándose para un evento de ciclismo con el que le daría la vuelta a Puerto Rico, junto a otros amigos y conocidos, en homenaje póstumo a su amigo el también cineasta Esteban Lima, fallecido en el 2019.

Como parte de ese proceso, salió la mañana del 18 de diciembre a entrenar. Mientras bajaba a toda velocidad una cuesta de la carretera 181 de Trujillo Alto, tomó una curva y se encontró de frente con un camión que se había detenido al ver a otro ciclista que había salido antes que él. Kacho trató de frenar y maniobrar, pero ya period muy tarde.

“Yo no me acuerdo, pero me cuentan que pegué el freno a lo último, y le metí de cabeza al camión. Gracias a que tenía el casco (protector) sobrevivo porque a mí se me fractura el cráneo en dos pedazos, se me fracturó el pómulo en tres pedazos, se me fracturó el ojo derecho por el lado, se me partió el hueso de la corona del ojo y se me pulverizó parte de la corona del ojo”, relata una mañana desde las oficinas de Filmes Zapatero, en Santurce.

A su lado, mientras narra lo sucedido, está Tristana Robles, compañera de trabajo y vida, quien todavía se emociona al recordar ese día en la que la vida de ambos se transformó.

Luego del accidente, Kacho fue llevado de emergencia a Centro Médico donde permaneció ingresado por dos semanas, para posteriormente seguir la recuperación en su hogar. Tuvo varias intervenciones, entre ellas una para colocarle titanio en el pómulo derecho y otra para hacer lo propio en la corona del ojo derecho. De ese periodo, no recuerda prácticamente nada, ya que sufrió un traumatismo cerebral (TBI), que lo mantuvo inconsciente. Lo qué si rememora son algunas de sus alucinaciones, entre ellas que vio al fenecido mimo francés Marcel Marceau, a quien luego transformó en el artista Marcel Duchamp.

“No recuerdo haber estado en el hospital. Yo me levanto en mi casa un día en enero, semanas después del choque… Yo vi perros donde no los había, aluciné en que vi a Marcel Marceu, o sea, yo estaba tripiando, y mi cerebro estaba acomodándose y reconectándose. A todas éstas, Tristana me está cuidando y terminando ‘Origen’”, cube.

Kacho López Mari sufrió un accident en bicicleta a solo una semana de haber completado la filmación del documental “Origen”. (David Villafane/Workers)

La productora asiente con la cabeza y narra cómo vivió ese periodo, cuidando y atendiendo a su compañero y padre de sus dos hijas, toda vez que le daba continuidad al proyecto “Origen”, el cual no quería poner en pausa pues estaba segura que Kacho se recuperaría.

“Cuando Kacho tiene el accidente yo sentía una gran presión, primero porque no sabía lo que iba a pasar. Él estaba completamente dormido y no sabía si iba a estar conmigo o no”, rememora Tristana con evidente emoción, toda vez que repasa cómo la música fue la mejor medicina para su compañero en aquellos días.

“Fue una cosa bien increíble porque cuando él estaba en el hospital, que no tenía conciencia dónde estaba, de repente le ponía música que él tocaba en guitarra o que le gustaba y la tarareaba. Eso fue la esperanza porque sabía que estaba respondiendo y me pasaba poniéndole de música”, cuenta.

Gracias a la ayuda del psicólogo Domingo Márquez, quien también es amigo de la pareja y que estaba con Kacho el día que tuvo el accidente, Tristana pudo pasar esas semanas complejas, pues fue la persona que la guió en el proceso y la animó a continuar con el trabajo de “Origen”.

“Cuando empiezo a recibir las llamadas del equipo de Juanes –que sabía del accidente, pero no de la gravedad-, Domingo estaba en casa (dándole terapia a Kacho) y le dije ‘no sé qué hacer con el proyecto, igual lo entrego y ya’. Y me dijo, ‘no hay nadie que conozca a Kacho mejor que tú, tú puedes terminar esto, dale break, empuja a lo que tú sabes que él quisiera’, y fue el que me empujó a continuar”, contó con profundo agradecimiento.

La productora Tristana Robles narró cómo fue completar el proceso del vídeo en medio de la recuperación de su compañero.
La productora Tristana Robles narró cómo fue completar el proceso del vídeo en medio de la recuperación de su compañero. (David Villafane/Workers)

Alrededor del 7 de enero, Kacho López Mari despertó poco a poco y los recuerdos fueron regresando. En ese periodo, pudo ver el primer corte del documental que ya Tristana y el equipo de Filmes Zapatero había realizado. Tiempo después, la pareja pudo completar el proceso.

Así vio luz “Origen”, proyecto que ambos tienen muy cercano a su corazón porque se gestó en medio de lo que los médicos llaman “un milagro”. El director ha tenido una buena recuperación, en ocasiones todavía siente molestia en el rostro y no ve muy bien por el ojo derecho, pero su retinóloga entiende que la irá recuperando poco a poco.

Por todo esto, el estar nominado por séptima ocasión a los premios Latin Grammy con este trabajo es tan especial. “Después que pasó todo eso y que logramos completar el proyecto, que en un momento pensábamos que period incompletable, que no veías la luz al remaining del túnel, ni saber lo que iba a pasar, que hayamos logrado completar el proyecto y que lo nominen… Para mí eso es lo hace esta nominación importante, más que cualquier otra”, asegura Tristana.

Kacho agrega que, en tiempos donde cada día es más difícil ser nominado a un premio como éste, el que la Academia Latina de la Grabación los haya seleccionado una vez más es un gran reconocimiento a lo que hacen. “Recibir una nominación después de seis, lo veía casi como imposible. Obviamente, nosotros no trabajamos para el premio, para el Grammy, pero cuando se da, sí da una satisfacción diferente. Por otro lado, siendo completamente honesto una séptima nominación ya un poco ha pasado la euforia de las primeras. La experiencia te da la oportunidad de recibirla más tranquilo, con más pausa… Uno está en otro sitio diferente en la carrera”, señala el cineasta.

La pareja está lista para darle forma a su primer largometraje, que podría comenzar a filmarse en el 2023.
La pareja está lista para darle forma a su primer largometraje, que podría comenzar a filmarse en el 2023. (David Villafane/Workers)

LISTOS PARA EL LARGOMETRAJE

Al repasar lo vivido, la pareja afirma que una de las grandes lecciones de toda esta experiencia ha sido valorar el tiempo y saber que el momento de hacer lo que anhelan a nivel private y profesional es ahora. Por eso, el cineasta está listo para darle forma a su primer largometraje, algo que viene trabajando junto a Tristana desde hace varios años.

“A mí la experiencia lo que creo que me ha dado, por lo menos ahora, es una forma diferente de valorar las cosas. Y a nivel profesional, es de valorar los proyectos y lo que hacemos. Yo creo que eso a mí me ha puesto a salir a buscar lo que realmente quiero buscar, que quizás es el largometraje u otro tipo de proyecto que yo lo veo como una evolución pure de lo que ya hemos ido haciendo por 20 años que son comerciales y vídeos musicales”, destaca el creador de vídeos como “La gasolina”, de Daddy Yankee; “Abayarde”, de Tego Calderón, y “Jaleo”, de Ricky Martin, por solo mencionar algunos de su larga y exitosa trayectoria.

Kacho está convencido que la película es el “próximo eslabón” en su carrera, y ya se encuentra adentrado en ese proceso para darle forma a su primer largometraje que podría llevar como título, “Comején”, una historia en la que abordaría temas como el coloniaje, la creatividad y la avaricia, entre otros.

Mientras, Tristana –quien ya ha incursionado en cine con tres producciones, siendo la más reciente “La pecera”, de la cineasta Glorimar Marrero, la cual se encuentra filmando- cube que si algo le dejó el accidente que sufrió su compañero fue “valorar mucho más lo private y a qué le dedico el tiempo”. “Esa prisa de trabajar todo el tiempo para qué cuando no tenemos tiempo de compartir con nosotros mismos”.

Esa pausa, Kacho López Mari cube que la vivió cuando llegó la pandemia y todo se detuvo. De tomar 90 aviones al año, pasó a estar tranquilo en su casa, con sus hijas, a hacer ejercicios y comer mejor, lo que le permitió rebajar 40 libras. Fue precisamente esa buena condición física en la que estaba lo que le ayudó grandemente en su recuperación.

“Para mí la valoración de la pausa viene por la pandemia, más que por el accidente”, precisa para luego decir que hoy puede afirmar que se siente “mejor que nunca”.

Con esa claridad y con el deseo de hacer lo que les apasiona, Kacho y Tristana continuarán trabajando enfocados en “hacer lo que querramos”. Luego de 20 años, y sin proponérselo, ambos han llegado al “origen”, a la razón por la que comenzaron esta carrera que les ha brindado tantas satisfacciones. “Lo que queremos es buscar ese ritmo con el cine que nos permita hacer nuestros proyectos. Hablar de lo que queremos hablar”, concluye Kacho.

La ceremonia de los premios Latin Grammy se llevará a cabo el 18 de noviembre en el MGM Grand Backyard Enviornment, en Las Vegas.

Related posts

¿Cuáles son las mejores canciones latinas de todos los tiempos?

admin

Lito MC Cassidy reunió a figuras del género urbano en su álbum regreso

admin

Paquita la del Barrio: “Cuando hay amor se sufre y si no hay amor también”

admin

Leave a Comment