-8.1 C
New York
Friday, Jan 21, 2022
Image default
Gloria Estefan

la ‘Miracle Child’ de Gloria y Emilio

Cuando nació su hija Emily el 5 de diciembre de 1994, Gloria Estefan dijo que la pequeña, su segunda hija, period su ‘miracle child’ debido a que nació en un momento en el que se había resignado a no tener más hijos después del aparatoso accidente que tuvo con su autobús de gira en 1990, donde casi pierde la vida y quedó semiparalizada un buen rato, amén de que los médicos decían que por la gravedad de sus heridas period virtualmente imposible que pudiera concebir de nuevo —en 1980 se había convertido en madre de su primogénito, Nayib, que hoy en día es director de cine y la hizo abuela de Sasha Argento Coppola Estefan.

Emily con sus orgullosos padres, Emilio y Gloria. (Photograph by David M. Benett/Dave Benett/Getty Pictures)

“Pero yo le recé a Dios, y a la Virgen de la Caridad del Cobre, para que ocurriera un milagro”, dijo Gloria al respecto en la hoy desaparecida revista ‘Cristina’, que creó y dirigía Cristina Saralegui. “Aunque también pensaba que ya period mucho egoísmo de mi parte: había sobrevivido a este accidente que fue tremendo y pasé dolores terribles, y fue un largo camino para recuperarme, pero yo decía, Dios, hazme un último milagro, uno nada más. Déjame ser madre otra vez. Y no nos explicamos cómo pero aquí está mi ‘Miracle Child'”.

La llegada de Emily dio un renovado brillo a la carrera de Gloria (entre otros, grabó su emblemático álbum ‘Mi tierra’, que fue un éxito sin precedentes) y terminó de cementar la felicidad de los cubanoestadounidenses que saltaron al éxito con el grupo pop Miami Sound Machine, hicieron el crossover y acabaron por coronarse como dos de las figuras más importantes en el medio musical tanto en habla hispana como para el mercado anglo; él como productor y ella como solista, con grandes hits en Billboard, numerosos premios y la admiración de sus colegas, incluyendo, ni más ni menos, que a Madonna.

Siendo hija entonces del Rey Midas y la Queen Absoluta de la escena musical en Miami, habría sido muy fácil que Emily siguiera sus pasos, cosa que hizo, pero no la tuvo tan easy tampoco: aprendió música en el seno acquainted, sí, pero también tuvo que comenzar desde abajo siendo una niña y luego una adolescente, para llegar a la primera plataforma en la que está. Sin embargo, además del ‘gusanillo’ musical, también heredó el tezón de la madre y la disciplina del padre: practicaba horas y horas con diversos instrumentos (desde la guitarra y el piano hasta la batería) y además cumplía con las obligaciones de su educación.

De hecho, su debut como cantante oficialmente, no se dio sino hasta 2014, cuando ya tenía 20 años e interpretó una versión de la famosa canción de Connie Francis ‘The place The Boys Are’ en un concierto de su madre en el Hollywood Bowl ante 10,000 espectadores. Posteriormente, grabó, produjo, compuso e interpretó su primer álbum ‘Take No matter You Need’, lanzado en 2017.

Algo que, además de su talento, distingue a Emily, es que ella es abiertamente homosexual y desde 2016 tiene una relación a largo plazo con Gemeny Hernández, algo que las convirtió, en más de una ocasión —como han comentado recientemente en el programa ‘Purple Desk Talks’, que conducen junto con Lili Estefan en la plataforma digital Fb Watch, y en el cual se analizan sin prejuicios diferentes temas sociales y de interés humano.

Justo fue en una de las primeras ediciones de este programa cuando Emily contó todo lo que había padecido cuando les confesó a sus padres sobre su preferencia sexual, teniendo una reacción al principio adversa por parte de Gloria, aunque solo fue temporal, y la familia fue más fuerte que lo acontecido. Esos capítulos conmovieron a los espectadores que desconocían esta situación que había sido tan delicada y que habían resuelto en privado, con comprensión, amor y apoyo, por lo que hablar de ello sirvió de cierta forma como terapia acquainted para poder analizar mejor la situación en la actualidad y cómo Emily llegó a la madurez en una posición que resultaba difícil. Ella afirmó que de ninguna manera habría recurrido al privilegio del que proviene para darse palmaditas en la espalda a sí misma solo por el hecho de salir públicamente del clóset, ya que existen millones de hombres y mujeres en la misma situación que no cuentan con la facilidad de un foro disponible para hablar sin represalias o un estatus socioeconómico desahogado que la libra de algunas situaciones extremas a las que se ven sujetas otras personas en una situación opuesta a la suya, de rechazo e incomprensión.

Aunque tampoco se ha librado de ser objeto de escarnios y agresiones en las redes sociales por la manera tan abierta que tiene de vivir su homosexualidad, y de defender desde todas las plataformas la igualdad de derechos y oportunidades para los miembros de la comunidad LGBTQI+, misma que la ha reconocido como una figura de influencia pública.

El bullying en redes es algo inevitable, y más cuando se es alguien conocido, pero no dejó de impactar a la cantautora, sobre todo porque ella creció en un ambiente de tolerancia y amor, y que un perfecto desconocido tuviera la frescura tan singular de desearle la muerte, obviamente fue perturbador en el momento en que se vio expuesta a ello.

“Yo había estado saliendo con Gem por un año”, narró en el programa, “y publiqué una foto y alguien escribió: ‘Espero que a las dos las agredan sexualmente con un tubo de steel oxidado que tenga sida y que mueran una muerte lenta y dolorosa'”, a lo que agregó: “Yo solo lo borré y respiré profundo”, añade Emily sobre su reacción a este ente cobarde y anónimo que la odiaba de un modo tan violento sin conocerla.

Emily señaló que para ella no fue fácil llegar al sitio que ahora ocupa, del mismo modo en que a sus padres no les resultó así al abrirse paso en la escena musical a fines de los 70 y principios de los 80. 

“Siempre he creído que lo que realmente vale es lo que haces por tu propio esfuerzo y que es auténticamente parte de ti. No me intimida ahora la actitud de la gente: he aprendido a ser más fuerte, más resiliente. Y tengo el ejemplo en casa de la integridad de mis padres, que Nayib y yo hemos aprendido. Creo que pese a los avances que hay respecto a la aceptación y los derechos homosexual, todavía falta mucho por andar y yo quiero seguir ayudando en todo lo que pueda, para combatir la homofobia.”

Con un pensamiento así de autocrítico y solidario, ¿cómo no iba a estar tan orgullosa la Estefan de su Child?

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR

EN VIDEO: Renata Flores, la indígena quechua que canta lure para empoderarse

Related posts

Vivo se queda en Miami

admin

Freddie Mercury, Gloria Estefan, Anna Frank o Albert Einstein, retratados por voluntarios de Cruz Roja en Albacete

admin

2021: Cultura contra pandemia

admin

Leave a Comment