12.3 C
New York
Saturday, Oct 1, 2022
Image default
Julio Iglesias

El precedente que calma al madridismo respecto a la marcha de Casemiro

El Actual Madrid vivía este verano en un rara avis. Hay un mercado de fichajes y el equipo blanco nadaba en una tranquilidad inusual. Hizo sus deberes en junio, fichó lo poco que tenía que mejorar hace ya meses y arregló su mercado, tanto de altas y bajas, a excepción de pequeñas salidas que no alteraban para nada el día a día de la entidad. Sin embargo hay mucho más allá de Madrid y aquellos que viven en la situación contraria, en un incendio continuo, se fijan en el Madrid para arreglar sus problemas.

Al brasileño, con 30 años ya, le ofrecen ganar casi el doble de lo que tiene en el Actual Madrid, con un contrato de larga duración y con unas suculentas cifras que hace a cualquier persona replantearse las cosas. Es lo que ha hecho Casemiro, que se lo piensa, que lo estudia a la vez que desde el membership le dicen que respetará lo que haga ya que es una leyenda del membership, pero que le quieren seguir teniendo y que no tienen problemas en rechazar 80 millones para que siga en la plantilla de Ancelotti.

El momento en el que se produce este movimiento, ya con la temporada oficial empezada y a escasos días del cierre de mercado, es lo que provoca también una alarma en el madridismo. La plantilla quedaría tocada, Casemiro es un fijo en el as soon as inicial de Ancelotti y si bien se ha fichado a Tchouaméni, que es el hombre del futuro, la sombra del brasileño podría ser muy alargada. De ahí que se recuerde el caso de Makélélé y su precipitado adiós en 2003.

El precedente de Alonso

Pero al igual que existe el caso del francés, también hay otro precedente en esta figura del centro del campo, y más reciente, que demuestra que el Actual Madrid sobrevive a todo y que aunque pueda pasar dificultades, de todo se sale. Es el de Xabi Alonso, uno de los mejores jugadores que ha dado el fútbol español en el siglo XXI y que se fue del membership blanco en 2014 en los últimos días de mercado –concretamente el 29 de agosto– dejando un golpe futbolístico en la plantilla, toda vez que el vasco había sido pieza clave en el primer Actual Madrid de Ancelotti, que había ganado la Champions al Atlético en Lisboa.

Xabi Alonso se fue, de repente, y no dejó opción a que el Madrid pudiera encontrar un recambio. Eso sí, semanas antes había llegado Toni Kroos, precisamente del Bayern al que se fue Xabi. Y se da también la circunstancia de que en ese verano el ahora protagonista Casemiro también se marchó, en su caso cedido al Oporto que entrenaba entonces Julen Lopetegui. Fue el único de los últimos diez años que el membership blanco no tuvo a Casemiro en su plantilla, el peor de todos porque la temporada acabó en blanco, con triplete del Barcelona y con Ancelotti despedido.

Carlos Henrique Casemiro, figura elementary en este Actual MadridAFP

Si bien ese año, el primero sin Xabi Alonso –dominador del centro del campo madridista las cinco temporadas anteriores–, el Actual Madrid hizo una mala temporada, una vez que el proyecto se asentó y comenzaron a unirse las piezas (desde el banquillo, con Zidane, hasta en el campo) el membership blanco arrasó entrando en la mejor etapa de su historia: tres Copas de Europa consecutivas (y otra más en 2022), tres Ligas, multitud de trofeos internacionales… Lo logró encontrado el centro del campo más brillante y efectivo de la historia del membership, la famosa CMK o el ‘Triángulo de las Bermudas’ como lo calificó Ancelotti. Una vez que se fue Xabi parecía el fin del mundo y acabó siendo, sin obviar ese primer mal año de transición, el inicio de una época dorada que todavía ahora se disfruta en el Santiago Bernabéu.

Y no porque se fuera Xabi Alonso del membership, ya que el tolosarra fue un grandísimo jugador y se le recuerda con gran admiración y cariño (quién sabe, es posible, que algún día vuelva al Madrid como entrenador), sino porque el membership encontró otro camino, otros jugadores, otra consistencia, otros que podían seguir dando grandeza al equipo. ¿Pasará eso con Casemiro si finalmente el brasileño se va? A día de hoy es jugar a fútbol ficción. El brasileño tiene más relevancia en este equipo que la que tenía Alonso en aquel, y no porque entonces fuera poca la del vasco sino porque Casemiro es important en el precise esquema de Ancelotti, al que mima continuamente. También lo period con Zidane, ambos sabedores de que la figura que representa él, de ese trabajo a menudo silencioso y otras veces denominado sucio, es elementary para cualquier equipo, también para aquellos que proclaman el tiki-taka como única solución futbolística.

El Real Madrid ha utilizado a 19 jugadores en los dos primeros partidos de la temporada

Será el brasileño, así se lo ha ganado, quien decida qué hacer. Si se va dejará en torno a unos 80 millones de euros, una historia de grandeza y un inmenso cariño entre el madridismo. También un hueco insalvable en la plantilla, un boquete abierto difícil de cubrir, pero como ha pasado con tantos otros (Cristiano, Ramos, Xabi…) el Actual Madrid ha demostrado que, como cantaba un madridista y español ilustre y common, Julio Iglesias, las obras son las que se quedan y las gentes se van y otros que vienen las continuarán. La vida sigue igual.

Related posts

De Toni Arranz a Ekaitz Jiménez: los rompecabezas de Germán Crespo en el Córdoba

admin

“Todo fue un gran sueño”

admin

La Movida, dos novelas y una enciclopedia que recuerda que Madrid fue una fiesta

admin

Leave a Comment