27 C
New York
Sunday, Aug 14, 2022
Image default
Lifestyle

Los caldos depurativos son un engaño: ni desintoxican ni adelgazan

El fin de las fiestas y las comilonas que las acompañan marca el pistoletazo de salida para la promoción de dietas milagro u otras fórmulas de adelgazamiento y “desintoxicación” del organismo que están muy lejos de ser saludables. Es recurring, por ejemplo, hallar en Web recetas de caldos depurativos y zumos detox que prometen devolvernos la figura que lucíamos a principios de diciembre, además de liberar nuestro cuerpo de esas toxinas acumuladas por los excesos. ¿Pero qué dicen los expertos sobre estas propuestas?

Lo primero, que debemos desconfiar de todas aquellas recetas y planes alimenticios que garanticen desintoxicarnos. “Los caldos de verduras no depuran el cuerpo. Nosotros ya contamos con un sistema excretor destinado a depurar y eliminar las sustancias de deshecho”, afirma la dietista-nutricionista Susana Cánovas, portavoz de CoDiNuCat. “En un cuerpo sano, son el hígado, los riñones, la piel y los pulmones los que detoxifican. No existen alimentos depurativos”, insiste. 

Esa concept de que los alimentos menos saludables nos intoxican es falsa



Beatriz Robles Nutricionista y tecnóloga de alimentos

Tampoco es cierto que por comer mucho o tomar productos que quizás no son tan saludables como los de nuestra dieta recurring vayamos a acumular toxinas. “Esa concept de que los alimentos menos saludables nos intoxican es absolutamente falsa”, declara la nutricionista y tecnóloga de alimentos Beatriz Robles, quien aclara que si nuestro cuerpo no fuera capaz de eliminar esos productos metabólicos de deshechos o toxinas, tendríamos un problema de salud y necesitaríamos pedir ayuda profesional, no solucionarlo a base de tomar caldos y batidos. 

La metabolización, argumenta Robles, transforma los tóxicos en moléculas más sencillas que se eliminan a través de las heces, el sudor y la orina. “El hígado y los riñones no son coladores donde se acumulen los tóxicos que luego tengamos que limpiar como si de un filtro de lavavajillas se tratara”. Lo que significa que los check de toxicidad que venden algunos fabricantes de productos depurativos para conocer “los niveles de toxicidad del cuerpo” tampoco tienen ninguna base científica.

Batidos de frutas y verduras 

Getty Photos/iStockphoto

Por otro lado, en el caso concreto de los batidos detox, se suma que al triturar o manipular frutas y verduras los azúcares intrínsecos que contienen se liberan. “Así que estaríamos consumiendo una comida más insana con muchos azúcares libres pretendiendo desintoxicarnos. No tiene ningún sentido”, señala la autora del libro Come seguro comiendo de todo. 

Otro inconveniente de este tipo de jugos es que generalmente se preparan con verduras y frutas ricas en oxalatos, como las espinacas, el apio, la col, el kale, la frambuesa, el arándano o la fresa, y un consumo abusivo de este compuesto puede llegar a ser dañino para la salud. “Puede provocar litiasis renal, además de interferir en la absorción de micronutrientes como el calcio, el hierro, el potasio y el sodio”, revela la nutricionista Susana Cánovas. 

Al producirse situaciones de semiayuno, la tendencia de recuperación de peso puede agravarse



Susana CánovasDietista-nutricionista

¿Pero puede una dieta a base de jugos o caldos ayudarnos a adelgazar? Sí es cierto que notaremos una disminución de peso, pero no estaremos perdiendo grasa corporal. “Si hacemos una dieta hipocalórica sin ninguna otra intervención, como ejercicio físico, y sin estar bien planificada, acabaremos sobre todo con nuestra masa muscular”, advierte Beatriz Robles. Unos kilos que recuperaremos fácilmente cuando volvamos a seguir una alimentación convencional, ya que es muy complicado aguantar en el tiempo este tipo de planes tan restrictivos. 

Incluso si consiguiéramos alimentarnos a medio-largo plazo solo con caldos o batidos, tampoco sería una buena concept, ya que al tratarse de una dieta tan baja en calorías, podríamos sufrir un déficit de vitaminas y minerales. Además, nuestra composición corporal empeoraría, presentando una menor masa muscular y la misma grasa, y nuestro metabolismo basal (el gasto de  energía del cuerpo cuando está en reposo) se vería alterado. 

Caldo de verduras

Los caldos de verduras pueden servirnos para hidratarnos o entrar en calor 

Getty Photos/iStockphoto

 Cánovas defiende que cuando se dejan estas dietas es recurring terminar con más kilos de los que partimos. “Al producirse situaciones de semiayuno, la tendencia a la recuperación de peso puede agravarse, ya que estas activan potentes mecanismos neuroendocrinos que se oponen al adelgazamiento y provocan una mayor eficacia metabólica, ahorro energético y aumento del apetito que conducen a una rápida recuperación del peso perdido cuando se vuelve a comer igual que antes”, explica la dietista-nutricionista.

Pero esto no significa que debamos descartar los caldos a base de verduras de la dieta. “Nos pueden servir para hidratarnos y reconfortarnos al tomar algo caliente y, en función de la verdura que lleven, pueden ser la ración de vegetales de esa ingesta”, cube Cánovas. 

La masticación es esencial para emitir señales de saciedad al cerebro



Beatriz RoblesNutricionista y tecnóloga de alimentos

Sin embargo para Robles no son muy interesantes en clave nutricional. “Presentan pocos nutrientes y mucha sal”, afirma la experta, y añade que los batidos pueden ser una alternativa para quienes aborrecen las verduras y las frutas, pero nos hacen prescindir de la masticación, que es esencial para emitir señales de saciedad al cerebro”. 

¿Cómo perder los kilos ganados durante las fiestas?

Si queremos recuperar un peso saludable, lo primero que hay que tener en cuenta es que no existen soluciones milagrosas, sino que lo mejor es seguir una dieta saludable que pueda mantenerse en el tiempo. “Debe ajustarse a nuestros requerimientos nutricionales y actividad, priorizando la ingesta de fruta, verdura, legumbre, frutos secos tostados o crudos sin sal y pequeñas porciones de lácteos, huevo, carne y pescado, si se consumen”, declara la dietista-nutricionista Susana Cánovas. “Además, debe ser baja en azúcar easy y grasa no cardiosaludable y acompañarse de un estilo de vida activo”. 

Una dieta equilibrada contiene alimentos de todos los grupos

Lo más adecuado es seguir una dieta equilibrada y hacer deporte 

Getty Photos/iStockphoto

Hay que desconfiar, en cambio, de todos aquellos planes que nos prometan adelgazar de forma fácil y rápida. También de los que nos obliguen a comprar determinados productos o se basen en un solo alimento, como la dieta de la alcachofa o la del huevo duro. En basic, propuestas muy restrictivas que no suelen pautar dietistas-nutricionistas. 

“Vamos a intentar ponernos metas realistas que se adapten a nuestras preferencias y forma de vida, que no supongan un esfuerzo descomunal, porque si no lo dejaremos”, recomienda Robles. Por ejemplo, si no solemos comer fruta, intentar cambiar uno de los postres del día por la que más nos guste. 

La concept es, concluye Cánovas, “que la próxima Navidad podamos mantener el peso siguiendo con nuestra alimentación recurring y saludable, y que no sea necesario hacer dieta para adelgazar pasadas las fiestas”.

Buenos hábitos que recuperar después de las fiestas

✔️Incluir verduras en la comida y en la cena

✔️ Tomar frutas de postre y/o como merienda

✔️ Incorporar legumbre a la dieta

✔️ Hidratarnos con agua

✔️ Jugar con la presentación de los alimentos

❌ No consumir o reducir la ingesta de azúcar easy y grasas no saludables

Related posts

SALUD / El 65% de los españoles se preocupa por seguir un estilo de vida saludable

admin

Partygate – El Financiero

admin

Madres Paralelas: Los 10 momentos más poderosos de la película

admin

Leave a Comment