8.4 C
New York
Friday, Dec 3, 2021
Image default
Luis Miguel

Luis Miguel y su serie rozan el ridículo con su supuesto fichaje por El Zorro

Luis Miguel: la serie ha llegado a su fin en Netflix con una tercera temporada de seis episodios que resumen los últimos 20 años en la vida del cantante, sus problemas legales, financieros e intentos de renacer de sus cenizas pero pecando, otra vez, de dramatismo victimista. El mexicano vuelve a ser productor ejecutivo del proyecto lo que nos lleva a pensar que ha permitido que la serie lo vista con un halo de personaje resentido por culpa del aprovechamiento ajeno, las veces que se sintió estafado, robado o engañado.

Y en ese afán por victimizar su figura a golpe de traiciones, rencor y arrogancia, la serie termina por rozar el ridículo al vestir una anécdota de grandiosidad poco creíble. Esta es la historia de Luis Miguel, Mariah Carey y El Zorro de Antonio Banderas.

Luis Miguel La Serie – Temporada 3. Diego Boneta como Luis Miguel en Luis Miguel La Serie – Temporada 3. Cr. Camila Jurado/Netflix

En la tercera y última temporada entra en escena la figura de Mariah Carey, con quien el Sol de México mantuvo una relación entre 1998 y 2001. En la serie la cantante aparece como una mujer apasionada, segura de sí misma, seductora y sexual, con quien Luis Miguel parece sentirse menos por primera vez. Menos famoso, menos importante. La serie no es explícita con este retrato pero lo deja entrever a través de secuencias donde Luis Miguel transmite incomodidad en el ámbito social de Carey, en discusiones de pareja y actuando a la defensiva.

En la serie, y a raíz de los contactos de la cantante, Carey le consigue una oportunidad para dar el salto a Hollywood. Él le comenta en la primera cita sus deseos de encontrar nuevos desafíos y ella parece tomárselo tan serio que le encuentra uno nuevo: ser el protagonista de El Zorro. Y aquí comienza una anécdota que arranca curiosamente divertida para terminar rozando el ridículo.

La historia tiene lugar en el tercer episodio cuando Mariah Carey le comenta que un amigo productor llamado Ben Cohen quiere reunirse con él para proponerle protagonizar una de sus películas. Que el director es Martin Campbell, quien acababa de dirigir GoldenEye de James Bond con Pierce Brosnan. Y así ‘Micky’ se reúne con el productor que lo lleva a conocer a la diseñadora de vestuario, para tomarle medidas para sus trajes y así poder hacer pruebas con Anthony Hopkins y Catherine Zeta Jones. La película es La máscara del Zorro.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un submit de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

Luis Miguel no se muestra interesado en el proyecto, como si lo hiciera porque su novia se lo está pidiendo. Como si formar parte de una superproducción con un presupuesto de $100 millones no fuera relevante para él. Y entonces lo vemos con el traje de El Zorro junto a la diseñadora de vestuario quien le informa que cuando vuelva de Nueva Zelanda ya tendrá memorizadas todas sus escenas, despertando la sorpresa de Luis Miguel que no sabía que el director vive allí y es donde prepara sus películas juntos a sus actores. “Vas a estar un mes y medio ensayando y luego seis meses de rodaje” le cube la diseñadora. Y aquí es donde la cosa comienza a perder sentido. Primero porque para tratarse de una tremendous producción de estudio y de estas características, las negociaciones de tiempo, agenda y compromiso se comentan entre director, productores, managers y actor. No se lo cube la diseñadora de vestuario al intérprete. Y segundo porque Luis Miguel es un cantante que en los 90s protagonizó varias giras internacionales, cualquier tipo de compromiso profesional hubiera requerido una negociación mucho más profesional que lo que muestra la serie. Pero, de esta manera, logran crear una imagen sencilla del cantante, dispuesto a hacer la prueba por amor, y solo sin ayuda de su supervisor mientras le estafaba por la espalda.

Y entonces llega el colmo: Luis Miguel rechazando el papel con cierta arrogancia porque le surge la posibilidad de grabar un disco en inglés (el que luego grabaría Michael Buble saltando al estrellato), con una copa en una mano y sin mirar a Ben Cohen a la cara, mientras el productor reacciona enfadado e indignado. “En una hora puedo encontrar a 100 actores que darían lo que fuera por estar en esta película” le cube levantando la voz. La serie parece dar a entender que Luis Miguel period el actor fichado, invirtiendo en hacerle pruebas de vestuario y planificando pruebas de cámara con Catherine y Hopkins. Sin embargo, algo no cuadra.

En un momento del capítulo se hace referencia a la canción Por debajo de la mesa, lanzada en 1997 y La máscara del Zorro se rodó ese mismo año cuando Antonio Banderas estaba en el proyecto desde 1995. Esto ya le quita credibilidad a la historia si tenemos en cuenta que Luis y Mariah comenzaron la relación en 1998. Además, la producción pasó por diferentes etapas a lo largo de los 90s, con Steven Spielberg incluso considerando dirigirla mientras el malagueño entró en el proyecto cuando Robert Rodríguez aceptó ser el director (después de haber trabajado juntos en un éxito como Desperado). Finalmente el cineasta se marchó del proyecto al no llegar a un acuerdo con TriStar por el presupuesto del filme pero Banderas se mantuvo y fue entonces cuando Martin Campbell llegó al puesto de director al quedar su agenda libre cuando rechazó dirigir la secuela de James Bond, El mañana nunca muere.

El rodaje de La máscara del Zorro comenzó en enero de 1997, por lo tanto las fechas que hace entender la serie de Luis Miguel ya no cuadran. Además, a la hora de comenzar la producción se hizo con un presupuesto de $60 millones. Los $100 millones que le menciona Mariah Carey como símbolo de la grandiosidad de la oportunidad que tiene para saltar al mercado estadounidense se gastaron una vez comenzado el rodaje cuando el proyecto necesitó más dinero ($95 millones en realidad).

No digo que la historia sea mentira. Es muy possible que el corazón de la anécdota sea actual y que Luis Miguel sí haya tenido alguna reunión, negociación o prueba de vestuario incluso. Después de todo, Chayanne también la tuvo. Así lo reveló en una entrevista hace un par de meses al confesar que hizo el casting y “hubo una muy buena intención” pero que luego cambiaron el productor, se fue de gira y ya no pudo volver a hacer la siguiente prueba de casting (Peru21). Por eso, que Chayanne haya participado en el proceso permite creer que también habría habido un interés por probar a Luis Miguel, después de todo si Antonio Banderas estaba asignado al proyecto a través de un director previo es más que posible que el nuevo director o nuevos responsables quisieran estar seguros probando otras figuras.

Pero de ahí a darlo por hecho como hace la serie, usando la relación con Mariah Carey como peldaño para incluir la anécdota (cuando no dan las fechas), con un Luis Miguel que no tiene ni thought del compromiso que requiere el proyecto y con un productor indignado porque lo rechaza como si fuera la única opción (y ya tenían a Banderas), ya me parece rozar el rizo. El productor no puede indignarse sin un contrato de por medio, sin un fichaje asegurado. Y mucho menos, en una producción de estas características, haciendo que Luis Miguel descubra detalles tan importantes como la extensión del rodaje a través de una diseñadora de vestuario cuando period la estrella musical más grande de Latinoamérica.

Esta anécdota forma parte de una tercera y última temporada que exagera al máximo el dramatismo en torno a la vida del cantante, convirtiéndolo en una víctima del rencor y la traición constante, para así llegar a un remaining que abre la puerta a la empatía y comprensión. Pero esa exaltación victimista convierte su historia en una telenovela repetitiva, haciendo que esta anécdota roce el ridículo al usarla como un peldaño más en la dramatización extremista de su vida.

Más historias que te pueden interesar:

Related posts

De vuelta al barrio, Filippo Storino: quién es el actor que hace de Luis Miguel, la nueva ilusión de Estela Bravo | Collection de América TV | DVAB nnda nnlt | FAMA

admin

El hijo del capitán trueno: la canción a su padre que inspira las memorias de Miguel Bosé

admin

49ers esperan que regreso de Jimmy Garoppolo sea buen augurio ante Colts

admin

Leave a Comment