24.5 C
New York
Saturday, Jul 2, 2022
Image default
Marc Anthony

Marc Anthony, dominador caballero tropical en el RCDE Stadium

Latinidad de antes, o de siempre, la de Marc Anthony, anterior al reguetón y a las pulsiones urbanas que hoy se llevan por delante a la muchachada. El neoyorkino es de los pocos en el ramo que se permite sobrevolar las modas (y ya van casi 30 años de carrera), atrayendo a un público de corte acquainted con su perfil de galán de barrio y su voz celestial, figurín con fondo canallesco, prendiendo la mecha en conciertos de temperatura tan tórrida, literal y metafóricamente, como el de este viernes en el RCDE Stadium, de Cornellà.

Ambiente de fiesta grande en ese escenario que el artista ya visitó hace seis años, con unos 24.000 asistentes (según la organización) celebrando el poder latino y claudicando ante sus andares imperiales desde que apareció en escena (tras 35 minutos de retraso): clavado sobre las tablas, gafas oscuras, circunspecto. La voz, y el amago de sonrisa dura, estallaron en el arrebatado tema de bienvenida, ‘Valió la pena’, entre hondos suspiros de las gradas ante sus rimas con la libido subida: “Que vivan los momentos en tu boca y en tu cuerpo, mujer”, entonó el ciudadano Marco Antonio Muñiz. Como es común estos días, sensaciones de desahogo y liberación, aquí por el carril más sensual y bailable, en un concierto que sufrió cancelaciones en 2020 y 2021.

Manifiesto parrandero

Parte del repertorio de Marc Anthony dispone de dos versiones, la latina y la más afín al mercado pop international, pero en Cornellà señorearon las primeras, resaltadas por una arrolladora formación con metales y poderosa pegada. Ahí estuvieron temas de su obra pretérita como ‘Y hubo alguien’, con su sentido arranque en forma de balada romántica, la trémula ‘Hasta ayer’, con solo de rock latino a lo Santana, y otro número, ‘Flor pálida’, que presentó como uno de sus favoritos, muy paladeado por los ‘anthonyólogos’. Ecos de alivio en escena tras los dos años baldíos: “Por fin, por fin”, repitió, antes de preguntar: “¿Dónde está mi gente?”. Lo que quedó fuera de foco fue el nuevo álbum, ‘Pa’lla voy’, del que solo sonaron dos canciones, la resentida ‘Mala’ (“tu me salista mala, mala, mala y cara”) y la titular, suerte de manifiesto parrandero para las noches pospandémicas: “Si hay una fiesta, pa’lla voy / Si hay una rumba, pa’lla voy / Con buena música y alcohol / Cuando me llamen, pa’lla voy”.

Noticias relacionadas

Se trataba de dar al público lo que esperaba, tonadas reconocibles y festejables, primando los éxitos, si bien, más allá de las canciones elegidas, el repertorio de Marc Anthony fue él mismo, con sus muecas enfáticas, su mano izquierda sobre el corazón y ese equilibrio entre dureza callejera y emotividad latente. En la sección de baladas, mención para el ‘medley’ de ‘Abrázame muy fuerte’ (de Juan Gabriel), ‘Almohada’ (conocido en la voz de José José) y nada menos que ‘¿Y quién es él?’ (José Luis Perales), portador de grandes zozobras anímicas.

Marc Anthony, ‘uno de los nuestros’ para ese público con la brújula orientada al sur, que disfrutó del balanceo rítmico y del sentimiento hasta la pieza ultimate, ‘Vivir mi vida’, adaptación de ‘C’est la vie’ (del rey de rai-pop, Khaled), con su mensaje de ‘carpe diem’ (“para qué llorar, pa’ qué / si duele una pena se olvida”), tratando de hacer fáciles las tribulaciones difíciles y filtrando la esencia misma de la latinidad.

Related posts

La atípica semana de los artistas internacionales en Paraguay

admin

Jennifer Lopez usa collar con el nombre de Ben Affleck mientras pide consejo de estilo a sus followers | Instagram | Bennifer | Estados Unidos | Celebs | nnda | nnni | ESPECTACULOS

admin

Boda veo, boda quiero: ¿J.LO y Marc Anthony compiten en número de matrimonios?

admin

Leave a Comment