20.8 C
New York
Monday, Aug 15, 2022
Image default
Music

Ron Carter, la noche y la música

Ronald Levin Carter, nacido en Michigan hace 85 años. / pedro urresti

Con ropa de calle y recibiendo el cariño del respetable, el legendario y longevo contrabajista reveló un feeling indeleble y unas facultades extraordinarias en la 45 edición del Getxo Jazz

Óscar Cubillo

Desde el modo en que se le recibió, con una gran ovación y con los cuatro actuantes saludando al borde del escenario, hasta la manera como se le despidió, con una aclamación de más de tres minutos que les obligó a reaparecer para saludar de nuevo, se confirmó que el vetusto y espigado contrabajista Ron Carter, nacido en Ferndale, Michigan, hace 85 años, es el gran cabeza de cartel o reclamo del 45 Competition Internacional de Jazz de Getxo.

Ron Carter, con seis décadas de carrera y, según el Libro Guinness de los Récords, participante en 2.221 sesiones de grabación, protagonizó este sábado noche la cuarta de las cinco jornadas del pageant y reunió a 577 espectadores en el Muxikebarri, donde ofreció un concierto creciente de 72 minutos (saludos incluidos) para sólo 4 piezas (¡la primera una suite ininterrumpida de 40 minutos en varios tramos, abarcando desde el blues hasta el swing y pasando por guiños flamencos!).

Rosnes, Carter, Crossley y Greene. /

p. urresti

Al frente de su cuarteto Foursight, completado por Payton Crossley (batería), Jimmy Greene (tenor) y Renee Rosnes (pianista canadiense), y con ropa de calle debido a un problema en el aeropuerto con los equipajes (vaya, la víspera, el viernes, Fred Hersch tocó con una base rítmica imprevista porque la titular perdió los aviones), indumentaria alejada de su elegancia escénica recurring y sobre la que advirtieron antes de dejarse ver. Ron Carter, altísimo, flaquísimo, con los dedos larguísimos y la piel cuarteada, comenzó tocando bien y cuando calentó hasta hizo alardes de velocidad retando al baterista.

Todo fue a más: los escuderos comenzaron suavitos para no opacar al legendario líder octogenario, en especial el saxofonista Greene. Pero lo dicho, los cuatro calentaron y consiguieron prender la arcana comunicación del jazz en piezas como ‘My Humorous Valentine’ («una de mis baladas favoritas», dijo al introducir una aproximación private, dramática, suspendida y sesgada) o la despedida con ‘You and the Night time and the Music’ («dedicada a cada uno de ustedes», dijo en la introducción de un tema con el saxo ya resaltando, el jefe acelerando, el tercer breve solo del baterista Crossley y la gente gritando bravo).

Related posts

Críticas al Pageant de Viña, a un país que “prostituye sus valores” y a un Raphael “anodino”: el Patricio Manns periodista

admin

Gilberto Gil cumple 80 años cargado de música y con su clan en una nueva gira

admin

Entrevista a Sig Ragga: “Lo que hacemos no es sólo música” | La banda santafesina presenta “Fotografías” en Niceto

admin

Leave a Comment