4.3 C
New York
Wednesday, Dec 1, 2021
Image default
Pedro Guerra

Crítica de ‘La fortuna’: Tesoros, piratas y funcionarios

Las críticas de Daniel Farriol:
La fortuna

La fortuna es una miniserie española de aventuras dirigida por Alejandro Amenábar (Mientras dure la guerra, Ágora). El propio director co-escribe el guion junto a Alejandro Hernández (Caníbal, La línea invisible) adaptando el cómic «El tesoro del cisne negro» de Paco Roca y Guillermo Corral. La historia sigue Álex Ventura, un joven e inexperto diplomático que se convierte sin proponérselo en el líder de una misión para recuperar el tesoro submarino robado por Frank Wild, un aventurero que recorre el mundo saqueando las profundidades del mar. Junto a Lucía, una funcionaria de armas tomar, y Jonas Pierce, un brillante abogado norteamericano, emprenderá la aventura de su vida.

Está protagonizada por Álvaro Mel (La otra mirada), Ana Polvorosa (La piedad, Con quién viajas), Stanley Tucci (Jolt, La corresponsal), Clarke Peters (Da 5 Bloods: Hermanos de armas, Fundación), T’Nia Miller (La maldición de Bly Manor, Years and Years), Karra Elejalde (Bajocero, Mientras dure la guerra), Manolo Solo (Sevillanas de Brooklyn, El buen patrón), Blanca Portillo (Maixabel, Invisibles), Pedro Casablanc (La casa del caracol, Nieva en Benidorm), Indy Lewis y Misa D’Angelo. La serie se ha estrenado en la plataforma de Movistar + el día 30 de Septiembre de 2021.

El tesoro del Cisne Negro, cómic y realidad

Durante el pasado Competition de Cine de San Sebastián tuve la oportunidad de visionar en el auditorio del Kursaal de forma íntegra y de un tirón La Fortuna, miniserie creada por Alejandro Aménabar y que está compuesta por 6 episodios de unos 45 minutos cada uno. Ahora llega a nuestros televisores de casa pudiendo verse de manera dosificada según los criterios que tenga cada espectador. Eso es algo que despertó en mi algunas dudas mientras la veía, el si esta ficción aventurera de tesoros submarinos y funcionarios perspicaces sería capaz de enganchar al gran público al no disponer de una narrativa de intriga convencional ni unos cliffhangers acusados al last de cada capítulo como suele suceder en la ficción de género. Lo veremos.

Se trata de una producción ambiciosa que posee una gran corrección en el aspecto formal pero que, sin embargo, adolece de cierta ausencia de suspense y acción física para hacerla aún más emocionante. La historia está basada en la novela gráfica «El tesoro del cisne negro» creada por Paco Roca y Guillermo Corral que, a su vez, se inspiraba en los hechos reales acontecidos en mayo de 2007 cuando la empresa norteamericana Odyssey Marine Exploration decidió expoliar un cargamento de monedas, unas 500.000 de oro y plata, halladas en aguas del estrecho de Gibraltar. Las atribuyeron al cargamento de un buque de guerra inglés hundido en el siglo XVII, por lo que entonces se inició un largo litigio authorized entre España y Estados Unidos para discernir qué país period legítimamente el propietario de aquel tesoro.

Una aventura protagonizada por funcionarios

La Fortuna busca y no siempre encuentra aquel espíritu aventurero que tenían las películas ochenteras realizadas por Spielberg o Zemeckis protagonizadas por arqueólogos o buscavidas como Indiana Jones (mencionado varias veces en la serie) y Jack Colton. Le falta el tono cínico y gamberro que poseían aquellos míticos personajes que, a su vez, bebían de las aventuras selváticas del cine clásico de los años 40 y 50. Aquí los protagonistas son funcionarios (hay un chiste recurrente referente sobre esto), lo que coarta la posibilidad en el desarrollo de la acción fuera de las paredes y los papeles de los despachos.

Aún así, la indudable habilidad escénica de Amenábar consigue crear un inteligente híbrido con el thriller político y de investigación para un público adulto, pero utilizando un tono más desenfadado y juvenil que le acerca a las historietas de Hergé o las novelas de Stevenson. Es búsqueda del tesoro funcionarial es una combinación curiosa y extraña a la vez. La Fortuna es una producción que se siente entonces demasiado encorsetada y fría, sin la chispa o arrojo de las primeras películas del director, pero que igualmente ofrece un espectáculo televisivo unique cuya propuesta de entretenimiento va más allá de las modas impuestas por la oligarquía existente en las plataformas digitales.

 

Una batalla naval sin cañonazos

La historia de La Fortuna se inicia con el hallazgo de un tesoro submarino en el estrecho de Gibraltar por parte de unos «piratas» modernos. No llevan parche ni pata de palo. El «malo» de la función es Frank Wild, una cazatesoros norteamericano con el rostro bondadoso del actor Stanley Tucci con el que es imposible no empatizar, así que no es el típico antagonista codicioso y con malas artes que podríamos esperar. No asistiremos ante una batalla entre el bien y el mal como suele pasar en este tipo de aventuras, ni siquiera entre lo que es justo o injusto, más bien se trata de hallar el camino de la honestidad y el trabajo bien hecho. Los guionistas aprovechan también la oportunidad para lanzar algunas pullas hacia la política cultural española e incorporar un discurso de fondo sobre la memoria histórica.

El conflicto diplomático entre Estados Unidos y España para probar a quién pertenece ese tesoro será el eje central de una aventura en la que no faltará el aprendizaje important y el romance. Ahora las palabras y la legalidad son las armas, ya no se libran batallas en el mar a fuerza de cañonazos para hundir la flota del rival. En el bando español tendremos a un aspirante a diplomático que acaba de aterrizar en los despachos, una funcionaria activista de armas tomar y un abogado norteamericano que es viejo conocido del pirata. Están interpretados respectivamente por Álvaro Mel que pese a su falta de experiencia sostiene con valentía sobre sus hombros casi todas las escenas de la serie y cuyo físico me recuerda al joven Tom Cruise de la época de La Tapadera, una fantástica y divertida Ana Polvorosa y un carismático Clarke Peters. Entre el extenso y brillante reparto encontramos como secundarios a otros nombres destacados de la escena hispana como Pedro Casablanc o Blanca Portillo, pero merece una mención aparte el gran Karra Elejalde haciendo de un Ministro bastante specific.

La Fortuna es una serie de aventuras como las de antes que posiblemente te gustará si disfrutabas leyendo los cómics de Tintín o viendo las películas más familiares de Spielberg.


¿Qué te ha parecido la película?

La fortuna


Related posts

Arrecia guerra de encuestas rumbo a sucesión gubernamental en 2022

admin

Guerra abierta en el PSOE por Yolanda Díaz – Carmen Tomás

admin

“Pedro Sánchez es un dictadorzuelo siniestro y echarlo es una urgencia más allá de siglas”

admin

Leave a Comment