22.3 C
New York
Sunday, Sep 25, 2022
Image default
Pedro Guerra

El ‘suppose tank’ que asesora a Defensa propuso terminar el MidCat un año antes de la guerra

El Instituto Español de Estudios Estratégicos (IEEE), centro de investigación y pensamiento del Ministerio de Defensa, elaboró un informe en marzo de 2021 en el que veía «necesario terminar el gasoducto Midcat» porque «permitiría la extensión del Medgaz, lo que a buen seguro supondría un acicate para el incremento de la producción y demanda del fuel argelino». También situaba a España como principal nuevo eje energético de Europa para garantizar el suministro de fuel a todo el continente.

Este documento, titulado Geopolítica de la energía en el Magreb. Auge y declive de dos potencias energéticas. Los casos de Argelia y Libia, y elaborado por uno de los analistas de referencia en inteligencia militar, el coronel Ignacio Fuente Cobo, se publicó un año antes de la invasión de Rusia a Ucrania y antes de que el Gobierno de Pedro Sánchez realizara un giro a su política exterior con respecto al Sahara Occidental. Un viraje respecto a la posición histórica que habían mantenido los sucesivos gobiernos de España que conllevó el deterioro de las las relaciones con Argelia.

Ahora que el MidCat vuelve a estar sobre la mesa, con el compromiso de Bruselas de analizar su viabilidad pese a las reticencias de Francia, el informe de este suppose tank integrado en el Centro Superior de Estudios de la Defensa Nacional (CESEDEN) cobra mayor importancia entre lobbies de diplomacia y relaciones internacionales así como en centros y laboratorios de concepts de la órbita de la geopolítica y la transición energética. También en Cataluña, ya que el gaseoducto se halla estancado en Hostalric (Gerona) y el Govern de Pere Aragonès se ha mostrado partidario de continuar la obra.

Informe del Instituto de Español de Estudios Estratégicos sobre el MidCat

«Reticencias de Macron» al MidCat

En el informe elaborado por Fuente Cobo se detalla que si se completara este gasoducto a través de los Pirineos, «España reduciría su vulnerabilidad ante eventuales interrupciones de suministro del Norte de África, al tiempo que podría suministrar fuel argelino a la Unión Euroea, con numerosos beneficios como país de tránsito».

Precisamente, las últimas averías que han interrumpido el flujo de fuel desde Argelia, como la ocurrida a finales de este mes de julio, encendieron las alarmas debido a la delicada situación de las relaciones diplomáticas entre España y Argelia. Finalmente, todo quedó en un problema técnico.

El documento también señala como reto «superar las reticencias del gobierno francés, que ha venido impidiendo la materialización de este proyecto y cuyo presidente Macron declaró en la cumbre de Lisboa de julio de 2018 que ‘no vamos a construir gasoductos a menos que el consumo sea importante’».

Curiosamente, dicho informe se reeditó en la internet del IEEE el 21 de abril de 2022, en plena guerra en Ucrania y el mismo día en el que se hizo pública la carta de Pedro Sánchez en la que se alineaba con la posición defendida por Rabat. La nueva coyuntura internacional propicia que el Gobierne cuente con aliados -internos y externos- para volver a recuperar la construcción de este canal.

«Unión Energética»

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, transmitió al jefe del Ejecutivo en la última conferencia de presidentes autonómicos celebrada en La Palma la necesidad de finalizar el gaseoducto. Y lo volvió a defender en una cumbre en París para reducir la dependencia de «determinados productores». Para atajar las críticas de Podemos y la órbita de los Comuns, desde el Govern recuerdan que en un futuro puede servir para albergar hidrógeno verde.

También el gobierno de Olaf Scholz en Alemania se ha alineado con España para reactivar la construcción de la última fase del gasoducto. Fuentes del Gobierno consultadas por THE OBJECTIVE se muestran, de hecho, optimistas con que el proyecto contará con el visto bueno de la Unión Europea.

La inteligencia militar española lo interpreta como una «oportunidad» para consolidar España «como país de tránsito» y para avanzar hacia una «Unión Energética»: «Esta línea de acción estratégica converge con la española y con la propia de la Unión Europea, que aboga por una interconexión energética a nivel continental desde el Este, el Norte y el Sur que permita conformar una hipotética y, todavía, lejana Unión Energética en la que estén diversificadas las fuentes de abastecimiento».

Related posts

La Jornada – Del cine a la guerra, las mil vidas del director ucranio Oleg Sentsov

admin

La trampa de la deuda, al acecho del futuro de las economías | Economía

admin

Salvador Merino y la ley de Unidad Sindical

admin

Leave a Comment