22.3 C
New York
Sunday, Sep 25, 2022
Image default
Pedro Guerra

Los diseñadores apuestan por la sostenibilidad ante la disaster de precios

La inflación es la palabra de moda del verano, aunque muchos establecimientos avisan de que la subida de precios aún no se ha visto reflejada en el tique de la compra. El encarecimiento de las materias primas y el incremento de la factura energética están afectando a casi todos los negocios. Uno de los sectores a los que afecta directamente esta situación es la moda sostenible, porque el uso de las materias primas es uno de los elementos principales con el que fabrican sus productos. No obstante, su modelo de negocio y su apuesta por materias naturales les ha permitido sortear el encarecimiento de los derivados del petróleo, como es el plástico, el componente primordial de casi todos los artículos que salen al mercado.

Así pues, aunque la moda sostenible siempre ha presentado dos obstáculos importantes para llegar al consumidor: el precio de los artículos y el modelo de consumo frenético al que está acostumbrado la sociedad, donde pocos ya conciben la posibilidad de arreglar una prenda. El concepto de sostenibilidad podría ser el futuro ante la nueva disaster de precios ocasionada por la guerra de Ucrania.

Muchos de estos diseñadores aragoneses continúan defendiendo sus negocios. Buen ejemplo de ello son los propietarios de Ray Musgo, una tienda de calzado «cómodo y ecológico» ubicada en la calle de Pedro María Ric. Lorena Gascó y Javier Sánchez son los dueños del establecimiento, que nació con un objetivo claro: diseñar calzado sostenible.

Los componentes del calzado de Ray Musgo intentan ser lo más sostenible posible. “Evitamos el plástico todo lo que podemos, la suela es donde es más difícil eliminarlo porque sufre mucho y tiene que tener un porcentaje mínimo de plástico que resista, por tanto contienen un 40% mezclado con un 60% de aceite vegetal reciclado”, explicaba Lorena. Lo curioso es que, a pesar de que afirman que prácticamente todas las materias primas han aumentado un 20% su precio, el plástico –que es la que menos utilizan–, es la que más se ha encarecido: “En basic en el tema de las materias primas para el zapato, todo ha aumentado, pero es cierto que lo que más ha encarecido como materials es el plástico, es decir, los productos derivados del petróleo, que es cierto que en nuestro caso no nos afecta tanto”, reconocía Lorena.

“Lo que he hecho durante estos meses es comprar menos materials, pero yo aún no he tenido que subir los precios”, reconocía la artesana, Pilar Museles, dueña de la tienda de Una Oca Loca. La propietaria está aprovechando muchos de los materiales que ya tenía en el taller para renovar sus diseños. Durante este tiempo de incertidumbre para la economía española, la diseñadora ha percibido un aumento “positivo” en las reparaciones de las prendas que se podría relacionar con la reducción de gastos que muchos aragoneses está aplicando al bolsillo. “Cada vez la gente repara más prendas, ha dejado de usar y tirar tanto y está empezando a reutilizarlas”, subraya Pilar, que argumenta que se trata de un modelo de consumo que es “insostenible”.

El modelo sostenible

La subida del IPC interanual del sector ha sido del 5%. Un aumento que, sumado al incremento de la factura de otros elementos, está obligando a los aragoneses a apretarse el cinturón ante la incertidumbre que se plantea para el invierno. La sostenibilidad es una de las cuestiones clave que ronda por los objetivos de la Unión Europea y el concepto está enmarcado también en muchas de las medidas que ha tomado el Gobierno de Pedro Sánchez para intentar paliar la disaster financiera, provocada por la guerra de Ucrania.

Los negocios de moda ecológica entienden la forma de consumir de otra manera, explica Lorena. “Hemos notado que cuando hay una disaster las clientes que vienen por el tema ecológico no las perdemos, pero quizá en vez de compran un par en vez de dos”, ya que sus prendas ofrecen una durabilidad de la que ellos son conscientes y también es un aspecto que su cliente ordinary busca. “Hay productos que te cuestan un poquito más pero te van durar más del doble”, sentencia Lorena.

“Cuando aprieta el bolsillo y la gente ve el panorama, lo que prior iza es la economía. Y es regular. Igual no es el momento para hablar de otra nueva forma de consumo, pero a lo mejor si apostásemos por lo native, por consumir lo propio, realmente sería más complicado que vinieran problemas económicos como estos”, argumenta Javier, que hace hincapié en que el consumo “nos puede llevar en el futuro a mejorar”.

Por su parte, Pilar también explica que la reutilización no es una apuesta nueva. “Mi modelo de negocio es lo que siempre ha funcionado en la sociedad, aunque el concepto está transformado, pero la reutilización no es nada nuevo, es nueva la conciencia que se está tomando sobre esto”, explica la propietaria del taller, donde la mayoría de sus prendas cobran una segunda vida.

Related posts

Lambayeque: denuncian ante Fiscalía a funcionarios de la UNPRG por juicios perdidos y embargos | Sociedad

admin

“Mi objetivo es que la gente lo pase…

admin

Jefe de Estado insta a la Marina a seguir con labor por la seguridad y el cierre de brechas | Noticias

admin

Leave a Comment