24.6 C
New York
Friday, Oct 7, 2022
Image default
Romeo Santos

Ozzy Osbourne se ve inmortal en ‘Affected person numer 9’

A Ozzy Osbourne se le va poniendo cara de superviviente ‘in extremis’ tras sus últimas afecciones: la operación de columna propiciada por una caída doméstica, los fuertes dolores nerviosos, el párkinson. Cada disco y cada gira parece que vayan a ser los últimos, pero lo cierto es que ahora, a los 73, lo vemos más activo que en otros tiempos, como ilustra este rampante ‘Affected person quantity 9’, álbum que llega solo dos años después de ‘Abnormal man’ (que, a su vez, ese sí, rompió una década de silencio).

Para armar esta obra, Osbourne opta por presumir de agenda, abrumadora sobre todo en la sección de guitarristas, donde desfilan desde Dave Navarro (Jane’s Habit) hasta Eric Clapton. No transmiten sensación de dispersión, sino que aportan matices nobles y vienen a dar al álbum un aire de casa común del rock’n’roll que cruza las generaciones.

Como trasfondo lírico, el diálogo con la dama de la guadaña, explícito en ‘Immortal’, donde nos desafía con su gen encarado a eternidad (“me entierran ahí abajo, pero nunca moriré, porque soy inmortal”), y las visiones relativas a la salud psychological, apreciables en el tema titular, donde nos habla de blancos pasillos hospitalarios y de celdas acolchadas. Tema este que remata un caballeroso solo de Jeff Beck, guitarrista de guitarristas, aliado también en la balada ‘A thousand shades’.

Arder en el infierno

Más allá de su nómina de ‘vips’ (que incluye a operarios como Mike McCready, de Pearl Jam; Duff McKagan, de Weapons n’Roses o el llorado Taylor Hawkins, de Foo Fighters), este ‘Affected person quantity 9’ funciona como compendio de los distintos registros sónicos de Osbourne, desde el canon más hard-metal, asistido mayormente por la guitarra de Zakk Wylde (ahí están las expeditivas ‘Parasite’ o ‘Useless and gone’, esta un poco deudora de aquel ‘Shot at the hours of darkness’), hasta incursiones más matizadas, como en ‘A kind of days’ (con solo del señor Clapton). Y en la abatida ‘God solely is aware of’, que desliza una crítica al sistema estadounidense (“Dios observa lo que hemos hecho / ve a los niños jugando con pistolas”) y se permite retocar con humor la célebre declaración de Neil Younger que Kurt Cobain hizo suya. La ‘versión Ozzy’ cube que “es mejor arder en el infierno que apagarse lentamente”.

El foco apunta también hacia sendos encuentros con Tony Iommi, su histórico compañero en Black Sabbath, si bien los registros más profundos, que más deleitarán a los seguidores de la vieja banda de Birmingham, están en otros temas: acudamos a ‘Evil shuffle’, que parece replicar el aquelarre del venerable ‘Conflict pigs’, y ese ceremonioso y rural ‘Darkside blues’, que culmina el álbum entre soplidos de armónica y dejando un halo de risotadas satánicas. Cierre de ultratumba para un disco en el que se vislumbra el alma de Ozzy Osbourne, aullando desde el corazón de las tinieblas. Jordi Bianciotto

Otros discos de la semana

Romeo Santos

‘Fórmula, Vol. 3’

Sony

Bachata

★★★★

El autoproclamado rey de la bachata ha decidido que ahora, cuando muchos artistas se acercan al género dominicano, period un buen momento para sacar este disco que al ritmo cautivador de siempre añade toques innovadores, pues Romeo Santos incorpora sonidos como el pop (vía justin Timberlake) o el flamenco (ni más ni menos que con Rosalía, en una esperada colaboración). Su voz inimitable es un instrumento inseparable ya de las historias de amor apasionadas (y, a veces, desesperadas) que copan casi todo el álbum. En una de estas, por ejemplo, recibe una suegra a quien quiere hacer ‘desaparecer’. Ignasi Fortuny

Julian Lennon

‘Jude’

Music From One other Room-BMG

Pop

★★★

Parecía que el hijo de John y Cynthia Lennon había tirado la toalla tras ‘All the pieces adjustments’ (2011), pero aquí lo tenemos, teniéndolas con sus fantasmas a los 59 en un cancionero de intimidades cuyo título alude al himno que Paul McCartney le dedicó cuando tenía cinco. Álbum con vestigios de nobleza, ofrece secuencias provechosas en las baladas confesionales y en ese ‘groove’ con solo de guitarra llamado ‘Each little second’. Para adeptos a la saga ‘beatle’ (y al Liam Gallagher solista). J. B.

Thee Sacred Souls

‘Thee Sacred Souls’

Daptone Information

Soul

★★★★

Noticias relacionadas

El elepé de debut de este trío de San Diego es un festín para los aficionados a ese soul tórrido y sofisticado, generoso en coros aterciopelados y vientos lujuriosos, que impuso su ley en los salones de baile de Chicago y Filadelfia entre finales de los 60 y principios de los 70. La sedosa voz de Josh Lane es capaz de evocar a Smokey Robinson y Curtis Mayfield (palabras mayores) en una docena de canciones que trascienden con elegancia su innegable condición de ejercicio de estilo retro. Rafael Tapounet

Juan Saiz

‘Pindio II’

Leo Information

Jazz

★★★★

La música del saxofonista y flautista Juan Saiz y su cuarteto, con el portentoso Marco Mezquida al piano, es como una patada y como una caricia. En los extremos de un espectro que va de la libertad de la música improvisada al rigor de la contemporánea. Saiz no tiene el circulation del jazz norteamericano. Él hace otra cosa. Una música genuina, cerebral y visceral al mismo tiempo, que toma del jazz solo lo que necesita para explicar una manera de estar en el mundo: sin tibiezas, a fondo y siempre cara. Roger Roca

Related posts

Romeo Santos llega a los 32 billones de streams

admin

De Chacho Ramos a Arjona, así es la playlist de Álvaro Delgado para recibir Año Nuevo – Tvshow – 31/12/2021

admin

La historia del ‘Estafador de Tinder’ colombiano: el ‘galán’ que engaña mujeres desde una cárcel de Florencia

admin

Leave a Comment