19.8 C
New York
Friday, Oct 7, 2022
Image default
Rosalia

C. Tangana evoca a Rosalía en los conciertos de su gira


    El concierto de C. Tangana, Sin cantar ni afinar, es la experiencia del año. Lo llevamos oyendo desde que comenzó la gira de El Madrileño en Málaga así que hemos ido a Bilbao para comprobar si todo lo que has escuchado estos días en las redes sociales period cierto. Y sí, lo es. Eso y más. 15.000 nuevos testigos que estuvieron en el BEC el pasado fin de semana pueden confirmarlo, y todavía quedan los conciertos de Barcelona, Zaragoza y Londres.

    El Madrileño, Antón Álvarez, Pucho, o sea, C. Tangana ha creado un espectáculo que es mucho más que un concierto. Y es que Sin cantar ni afinar bebe tanto de los conciertos de Kanye West como de los musicales de Broadway y del cine. Comienza, apropiadamente, con una caída del telón tras la que se despliega un escenario propio del Copacabana, lleno de mesas atiborradas de botellas de anís, champán, ron y talento. Un camarero va y viene entre ellas sirviendo bebidas, emborrachándose, e impulsando el present como si fuera un programa de televisión con C. Tangana haciendo de maestro de ceremonias.

    Puede que C. Tangana ni cante ni afine, pero sabe rodearse de los mejores y hacer sentir al público que está de parranda con ellos. Había unos 20 músicos en whole entre cuerda, viento y la batería, más los invitados a los que Pucho ha incorporado a su banda para la gira: La Húngara, El Niño de Elche, El Bola, la familia Carmona… En un momento se sientan todos a la mesa para interpretar, entre otros temas, el de ‘Me Maten’ con la misma complicidad de sobremesa que en el Tiny Desk. La actuación se dirige, principalmente, a las cámaras de Little Spain, la productora que ha realizado los últimos videoclips de C. Tangana y que ha hecho de esta gira su obra maestra, que esperamos ver pronto en los cines o en una plataforma; pero en todo momento el público siente que está entre amigos, de fiesta.

    This content material is imported from Instagram. You could possibly discover the identical content material in one other format, otherwise you could possibly discover extra data, at their site.

    Cuando sonó la percusión de ‘Demasiadas mujeres’ yo sentí ese escalofrío que no he notado nunca en Semana Santa. Entre ese y otros grandes hits de El madrileño, un par de temas de los álbumes anteriores y versiones de ‘Corazón partido’, ‘Suavemente’ o ‘Noches de bohemia’ period casi imposible encontrar un hueco durante las dos horas que duró el concierto para levantarse e ir al baño o a por más cervezas. Todo se siente tan private en Sin cantar ni afinar que perderse un minuto period como traicionar a un amigo.

    Pero si hablamos de un momento private, tenemos que hablar de ese momento, que no casualmente sonaba antes de ‘Tú me dejaste de querer’. Cuando en el BEC de Bilbao sonó ‘Antes de morirme’, por toda la sala pasó una corriente de emoción. C. Tangana no hizo ninguna referencia directa a Rosalía, pero de alguna manera estaba allí. Lucía Fernanda Carmona cantaba algunas de las partes de la estrella de El mal querer (y de Motomami) y C. Tangana convertía la canción en algo más emocionante aún de lo que nunca ha sido. La cantaba sin Auto-Tune, mostrando que, si hay que afinar y la ocasión lo merece, también se defiende.

    This content material is imported from TikTok. You could possibly discover the identical content material in one other format, otherwise you could possibly discover extra data, at their site.

    Por razones evidentes period un tema que yo no esperaba encontrar próximamente en el repertorio de C. Tangana ni en el de Rosalía. Pero claro, también es la canción que lo cambió todo. Compuesta por las dos mayores estrellas de la música española precise y producida por Alizz, ‘Antes de morirme’ es más que un roneo entre la antigua pareja, que en 2016 se juraba amor eterno antes de que ambos saltaran a la fama. Supuso también la transición de C. Tangana de un rapero al que algunos aún conocían como ‘Crema’ al pop folclórico internacional que hoy llena los estadios.

    La canción se convirtió entonces en el carpe diem de los centennials y acabó en la banda sonora de la serie Élite. Ahora evoca a Rosalía, sin Rosalía, y produce un no sé qué al escucharla en directo. Es como si se hubiera cerrado un ciclo y se nos prometiera que el futuro va a ser todavía más emocionante, que no por nada en Esquire dimos a C. Tangana un premio al Hombre que Mira al Futuro.

    El futuro va ser música y cine y teatro, todo junto. Y va a tener a El Madrileño por un lado y a la Motomami por otro, pero qué suerte tenemos de presenciar en vivo cómo cada uno dirige su carrera por caminos opuestos. Rosalía suena a un futuro de vanguardia, mientras que C. Tangana nos invita a salir de fiesta con la música del presente y del pasado, porque lo suyo es atemporal.

    This content material is created and maintained by a 3rd occasion, and imported onto this web page to assist customers present their e-mail addresses. You could possibly discover extra details about this and related content material at piano.io

Related posts

Rosalía no puede parar de leer este libro

admin

Rebasan reos las celdas en Ceresos en BCS – El Sudcaliforniano

admin

el tuit que se volvió viral

admin

Leave a Comment