29.2 C
New York
Sunday, Aug 7, 2022
Image default
Sergio Dalma

Sergio Dalma: “El rol que debemos adoptar ahora los que nos dedicamos a la música es transmitir buen rollo y cosas positivas”

Actualizado

El cantante catalán acaba de publicar ‘Alegría’, un álbum nacido del confinamiento lleno de temas frescos y sonidos mediterráneos que presentará en una gira a partir de enero de 2022.

Sergio Dalma.Antonio Heredia.

A Josep Sergi Capdevila Querol, artísticamente conocido como Sergio Dalma (Sabadell, Barcelona, 1964), se le ve pletórico. Por fin puede hacer dos de las cosas que más le gustan: promocionar un nuevo disco y venir a Madrid para ello. “Debo ser un bicho raro, pero tenía ya ganas de esto, echaba mucho de menos las promos; no me gusta hacer las cosas on-line, ni por zoom; me parece muy frío”, asegura el cantante.

La promo en cuestión es de Alegría, trabajo que acaba de lanzar en CD y con una carátula diferente, más grande de lo regular, con mucho colorido y con un cuidado cuadernillo que incluye las letras de las 12 canciones, como antaño. Lo presentará en directo al público en una gira que arrancará el 9 de enero en Barcelona y que le llevará a lo largo de 2022 por toda la geografía española, para dar luego el salto a Latinoamérica.

Llama mucho la atención el formato del disco.
Sí, la presentación es más grande. Hay que arriesgar, porque no todo tiene que ser en streaming. Hay gente que aún le gusta comprar el disco físico, incluso se está recuperando el vinilo. Sabemos que la sociedad ha cambiado, ahora se devour la música de otra forma. Nosotros éramos una generación que ahorraba para ir a comprar ese álbum que te gustaba con toda la ilusión, había un ritual de abrirlo, de quitar el celofán, leer las letras, escucharlo entero… hoy en día eso ya no se lleva. Pero aún hay muchos nostálgicos de estas cosas y de ahí este álbum.
¿’Alegría’ refleja tu estado de ánimo?
Es el espíritu de un disco que nace en pleno confinamiento. No había hecho nada igual y tuve que reinventarme un poco, hablando con los autores on-line y montando un pequeño estudio en casa para probar la voz. Nunca me imaginé que pudiera salir un álbum así, con ese tono tan vitalista y tan colorista. Si ese título lo llego a poner hace unos años, no hubiera tenido ni la fuerza ni el peso tan grande que tiene ahora. De hecho, la carátula y las fotos son como muy naif, buscando el verde, porque estábamos encerrados y lo que queríamos period volar.
¿Tiene la música poder para cambiar las cosas?
El rol que tenemos que adoptar ahora los que nos dedicamos a esto es precisamente transmitir buen rollo y cosas positivas a la gente. Alegría está lleno de temas frescos, de sonidos mediterráneos, rumbas… hasta el punto de que tuve que pedirle a los autores que me mandaran alguna balada, porque es a lo que está acostumbrado mi público [risas]. Pero siempre alegres, no quería nada triste, ya estamos demasiado jodidos como para mandarles mensajes de tristeza. Pero necesitábamos hacer esto, incluso el vídeo del tema de La noche de San Juan marca el poder que tiene a música para cambiar las cosas.

Tu última gira, la de ’30… y tanto’ se tuvo que interrumpir apresuradamente por la pandemia. ¿Te da eso más fuerza para arrancar la siguiente?
Period una gira muy especial, que me hacía mucha ilusión, porque celebraba los 30 años con mi público. Period un espectáculo muy bonito y, desgraciadamente, terminó y no pudimos llegar a las ciudades que queríamos, como Madrid, que se tuvo que cancelar. Pero me resarciré con Alegría, preparando un nuevo espectáculo. Se centrará en el nuevo disco, fundamentalmente. Quiero recuperar algo que hacíamos hace tiempo, como es el momento más acústico del present, incluso con otro sonido, como el contrabajo, y recuperar algunas canciones en ese formato. Será como hacer un concierto dentro del propio concierto.
Supongo que no faltará ‘Bailar pegados’.
No, claro. Directamente la incorporo siempre en el repertorio. Hay cinco o seis canciones de aquella primera etapa que nunca he dejado de cantar, pero también he hecho que no resultaran un peso para mí, porque las hemos actualizado constantemente, con nuevas versiones para que sonaran actuales. No puedo interpretar ese Bailar pegados de cuando sonó el día de Eurovisión, porque han cambiado los sonidos, y ahora la canto de otra manera, pero es un tema que a mí me sigue emocionando.
¿Crees que alguna de tus nuevas canciones conseguirá el éxito de ‘Bailar pegados’?
No lo sé. Sinceramente, todo ha cambiado mucho y en su momento tampoco creí que ese tema pudiera haber tenido tanta vida como tiene, pero tampoco me imaginaba que Vía Dalma se convertiría en una trilogía. Estamos en un momento en el que no sabes lo que puede pasar, pero, al menos, las canciones de este disco se hicieron para animar a la gente, hacerla feliz, evadirse un poco de todo lo que nos ha tocado pasar… El tiempo dirá si es un buen disco, si es el mejor o si alguna de estas canciones tendrá otra vida.
¿Te ves cambiado registros para llegar a otro tipo de público?
No, no lo pretendo; este disco es ya un paso adelante, pero sería antinatural para mí. Yo tengo un público que ha crecido conmigo y no he pretendido en ningún momento hacer música para llegar a los jóvenes de ahora, porque no sería pure. La juventud que viene a mis conciertos se ha sumado espontáneamente porque ha oído mi música en casa por sus padres. Nosotros somos los clásicos y la gente ahora quiere escuchar cosas nuevas; hay un relevo generacional y no nos tenemos que tirar de los pelos, es regular.
Sergio Dalma.
Sergio Dalma.Antonio Heredia.

¿Sigue estando tu participación en Eurovisión como uno de los momentos más especiales de tu carrera?
He cantado en escenarios que nunca me hubiera podido imaginar y he participado en festivales, como el de San Remo, que me recuerdan lo privilegiado que soy de haberlo vivido. Siempre recordaré aquella Eurovisión en Cinecittà de Roma, en 1991, que para mí fue muy especial, pero ahora veo las imágenes y parece un pageant de fin de curso comparado con lo que es en la actualidad el certamen. Pues, bueno, qué bien haber vivido aquella época y qué bien seguir activo en esta, ¿no?
Después de 30 años, ¿te sigues poniendo nervioso al salir al escenario?
Mucho, y ahora más que nunca, por la situación precise. Es decir, a esa persona que compró una entrada, luego se canceló el concierto y la ha mantenido en el tiempo para venir a verme ahora, la tengo que dar todo y por eso me exijo mucho. Creo que los nervios son necesarios, porque significan que esa responsabilidad te pesa, y no deberían desaparecer. Pero, afortunadamente, una vez que pisas el escenario, se van y lo disfrutas.
¿Prefieres los conciertos más íntimos?
Sí. Al remaining te acostumbras a todo, pero si puedo elegir, prefiero un concierto más íntimo en un teatro. Actuar en un teatro es algo maravilloso. Los silencios en medio de una canción suenan totalmente distintos, porque puedes casi casi entablar un dialogo con el público, algo que, a veces, se pierde en recintos más grandes.
¿Tienes pensado jubilarte algún día o un artista no lo hace nunca?
Yo les he prometido a la gente de la oficina que hasta los 65 años, si la salud me lo permite, estaré ahí. Pero tal como va todo, no se sabe si habrá que alargarlo un poco al remaining. Lo que sí sé es que no me gustaría que fuera el público el que me jubilara. Pero sí, me gustaría disfrutar como persona y recordar mi paso como artista desde otra perspectiva. Haría, a lo mejor, algún concierto para matar el gusanillo en algún café bar o en una sala pequeña, algo más tranquilo e íntimo. Éste es un trabajo que te atrapa mucho y crea mucha adicción y es difícil desconectarse de todo, pero lo haría de otra manera y con otra intensidad.
¿Pasas desapercibido por la calle?
¡Siiiii!, y si no, lo intento, porque soy de los que cuando termino de cantar, desconecto y me olvido de Sergio Dalma. Ahora vivo en un pueblecito con muy pocos habitantes en el Ampurdán (Gerona) y, por eso, venir a Madrid me encanta. Cuando estoy aquí, aunque sea de promoción, monto en metro, voy al mercado, camino mucho por la ciudad y hago todo porque me apetece… Después de vivir aquí 29 años, volví a Cataluña para estar con mis padres y, ahora, cuando vengo, hago cosas que antes no hacía, como un turista. Y, si me para la gente, me hago fotos, hablo con ella… eso es lo bonito de este trabajo.

Las entradas para los conciertos de la nueva gira Alegría en Barcelona (9 de enero en el Gran Teatre del Liceu) y Madrid (28 de enero en el WiZink Middle) ya están a al venta.

Conforme a los criterios de

The Belief Venture

Saber más

Related posts

#HoyEstrenoSonrisa con Sergio Dalma y Andrés Dvicio: Donna

admin

PLANES | El concierto aplazado de Sergio Dalma, talleres familiares, visitas guiadas y teatro

admin

Diecinueve españoles afrontan los Juegos Mediterráneos de Orán

admin

Leave a Comment