26.8 C
New York
Sunday, May 22, 2022
Image default
Sergio Dalma

Sergio Dalma ilumina Pedralbes con sus ’30… y tanto’

Hay artistas con grandes canciones, voces inimitables y personalidades muy atrayentes. Ahora bien, no todos ellos son capaces de subirse a un escenario y demostrar, durante casi dos horas, que no hay arreglos ni adornos que valgan: el que tiene voz, la tiene y punto. Y eso es lo que hizo Sergio Dalma (Sabadell, 1964) la pasada noche en el Competition Jardins de Pedralbes donde actuaba por primera vez, motivo por el cual, confesaba, estaba muy, muy nervioso. El catalán ha hecho escala en Barcelona para presentar 30… y tanto, el disco que sacó en 2019 y cuya gira se vio paralizada por culpa de la pandemia. Las ganas de Dalma, no solo las del público sino las suyas, son palpables desde el primer segundo en que pisa el escenario.

Tres décadas de carrera dan para mucho, para canciones inolvidables, grandes éxitos comerciales y versiones de clásicos que acaban amoldándose al de Sabadell como si hubiesen sido escritos para él. La gira de Sergio Dalma es un viaje por todo ese universo sonoro que, con trabajo y constancia, ha ido construyendo desde que saltó a la fama a principios de los 90. Y no decepciona, ni a sus followers más acérrimos ni a aquellos que se han ido sumando a la familia dalmática años después. Su talento y simpatía consiguen que los asistentes caigan rendidos a sus pies. 

Sergio Dalma en el Competition Jardins de Pedralbes 

Xavier Cervera

Una selección de temas que invitan a levantarse de la silla (manteniendo las distancias de seguridad, por supuesto) para bailar bajo el potente sonido de las guitarras al ritmo de No despertaré o La vida empieza hoy, o a deleitarse con la voz del artista en Náufragos o Una historia distinta.

A lo largo de esta travesía, Sergio Dalma abraza al público para que se una a su pandilla, el grupo de músicos que le acompañan, algunos desde hace años, y con quienes ha formado su familia de la carretera. Y es que sus conciertos son una fiesta donde, ahora más que nunca, se celebra la vida y la música (a pesar de que no le hayan dejado bajar del escenario para acercarse a sus seguidores, tal y como le habría gustado, debido a las restricciones). Pero la contención ha explosionado hacia la segunda mitad del concierto, cuando Bailar pegados o Esa chica es mía han puesto en pie a todo el público, que ha coreado las piezas a pleno pulmón. Son canciones que no podían faltar.

Sergio Dalma en el Festival Jardins de Pedralbes

Sergio Dalma en el Competition Jardins de Pedralbes 

Xavier Cervera

También ha habido hueco para revisar algunos de sus éxitos italianos, canciones que se han integrado ya para siempre en su repertorio ordinary. Mención especial merece el guiño a su audiencia catalana con la apoteósica interpretación de Em dones força, un momento cargado de emoción, o las sorpresas a piano y voz de Boig per tu de Sau y Que tinguem type de Lluís Llach en un segundo bis a modo de regalo additional para el público barcelonés. Y es que Sergio Dalma tiene algo más que temas memorables y una voz muy private: un magnetismo que se palpa en sus directos y que logra que hasta esos ‘maridos sacrificados’ que acuden como acompañantes acaben levantados entonando Galilea.

Anoche los jardines de Pedralbes se iluminaron por completo y no fue por los focos del escenario o las linternas de los móviles, sino por la luz que desprende Sergio Dalma cada vez que se sube a un escenario. El concierto de la pasada jornada no fue una excepción. Sus incondicionales tienen otra oportunidad de disfrutar de su magnetismo el próximo 8 de agosto en el Competition Jardins de Terramar de Sitges. 

Related posts

La Escuela de Traductores, protagonista del primer Congreso Internacional del VIII Centenario de Alfonso X

admin

El San Valentín de nuestros artistas: Aitana, Chenoa y Bustamante celebran el día del amor

admin

Voy camino a los 60 y me siento el tío más feliz del mundo

admin

Leave a Comment