-1 C
New York
Tuesday, Nov 30, 2021
Image default
SHOWMATCH

El peor año de Tinelli… otra vez: formato agotado, ranking por el piso ¿y mudanza en puerta?

“El peor año de Tinelli”: el título se repite, año a año, desde hace cuatro temporadas. Cuatro años que han marcado una caída profunda en las audiencias, problemas financieros y cambios de formato sin éxito: este año, tras otro volantazo (el “Bailando” pasó a llamarse “La Academia”, pero aunque prometían menos baile y más concursos de talento, al remaining fue poco más que un “Bailando” recargado) “ShowMatch” termina de forma prematura, y se va en silencio de la grilla de El Trece. Tinelli ya no es el rey de la televisión.

De hecho, este año vivió situaciones más dignas de los proletarios de la tevé que de la realeza de la pantalla chica: “La Academia”, que debutó en mayo, fue trasladado constantemente de horario por El Trece, buscándole la vuelta a su baja audiencia. Comenzó a las 21.30, más temprano que otras temporadas, buscando no competir directamente con “MasterChef” (aunque chocando con el que terminó siendo el fenómeno de la temporada, “Dr. Milagro”), pero tras un inicio tibio las audiencias se desplomaron y, para la segunda semana, algunos envíos no alcanzaba siquiera las dos cifras. Tinelli terminó ocupando la marginal franja de las 23.15: de ser el principal envío de la pantalla argentina a convertirse en un present de medianoche, en un puñado de años.

“ShowMatch” había regresado a la pantalla con promesas de renovación en el actuality pero también apostando a la nostalgia, con retazos del viejo present de humor revisteril y varonero que incluyó a los Tack See Boys y las imitaciones políticas con “Politichef”. Pero Tinelli, que hace un lustro parecía tener la receta del éxito widespread, el oído afinado al gusto masivo, desafinó con sus apuestas y los segmentos paralelos al actuality fueron diluyéndose con el correr de la temporada.

La caída del ranking lleva varios años, pero nunca se lo vio perder por tanto contra la competencia

 

Algo que ya le viene ocurriendo hace varios años: Tinelli supo tener scores gloriosos y mundialistas, luego siguió siendo el rey a fuerza de tradición con mediciones más modestar pero que gobernaban una televisión de aire en disaster de audiencia, y finalmente, se ha transformado en un programa de ranking promedio, que no gana su franja y que a veces no se cuela entre los cinco más vistos del día. Demasiado poco para el único “large present” de la pantalla, que requiere año a año un gasto descomunal en producción.

Es por eso que, según adelantaron desde “Intrusos”, la próxima semana sería la triste, solitaria y remaining para “ShowMatch”: el programa terminaría prematuramente, luego del debut de la nueva temporada de “MasterChef Movie star”. Telefé armó un horario central con los dos realities culinarios que mejor midieron en 2020 y 2021 (“MasterChef” se une a “Bake Off”), mientras que El Trece apuesta sus fichas para competir a su ficción, “La 1-5/18”, mucho más que a Tinelli, relegado a horas que rayan la medianoche: esta semana, el envío tuvo algunas noches donde promedió apenas 6 puntos de ranking, lo que habría clavado el último clavo en el cajón de su temporada.

EL 2017, EL PRINCIPIO

Este año de bajo ranking, silencio, cambios de horario y retiro prematuro de Tinelli se empezó a cocinar hace tiempo: en 2017, Marce period el rey indiscutido de la televisión, y aunque presentó un ”Bailando” deslucido en términos de presupuesto y estrellas, cerró un ciclo exitoso en cuanto a audiencias… pero no en cuanto a lo que ocurría fuera de la pista.

Es que el programa se convirtió en su más cruento frente de batalla: conflictos laborales y empresariales pusieron en jaque el remaining del ciclo de “ShowMatch”, mientras las internas devoraban lo que quedaba de su viejo imperio y en el estudio de La Corte, parte de Indalo, que terminaría divorciándose de Tinelli, no había web por falta de pagos. Sus jefes le debían millones y la temporada terminó porque Marce puso plata de su bolsillo. El present debía continuar.

Tinelli se separó de Indalo y abrió LaFlia, empresa propia otra vez, que produjo el present desde 2018: en 2017 fue el programa más visto del año, pero en 2018 comenzó tardíamente, a causa de los problemas internos, y ya de arranque sufrió en las audiencias. ¿Se había agotado el formato? ¿Había tardado demasiado en regresar a la pantalla? “La Voz”, entonces en su segunda temporada, le ganó la franja aquel año, y a menudo Marce no entró en el high 3 del día, promediando audiencias cerca de caer a los 10 puntos de ranking.

Es que entre tantas idas y vueltas, a Tinelli, Prada y Hoppe les costó fichar estrellas de gran calibre, por cuestiones de agenda o monetarias, por lo cual la versión exprés del present, que fue de septiembre a diciembre, tuvo una pista raleada, con pocos nombres de peso y poco vuelo artístico. Ni siquiera se suscitaron escándalos interesantes en la pista de baile.

La falta de apellidos, calidad de baile y escándalos hizo mella en el ranking, que volvió a bajar. Sin embargo, el bajón de ranking (llegó a medir 10 puntos, promedió, en apenas 62 emisiones, 13.6 puntos, cuatro puntos abajo del año pasado, y tuvo la apertura y el cierre de peor audiencia de su historia) se enmarcaba en el lento cansancio de la audiencia con la propuesta bailable de Marce: en 2015 el ranking promedio, y los números de la audiencia de apertura y cierre, habían caído más de seis puntos respecto a ediciones anteriores; todos los años, desde 2015 en adelante, había mostrado marcas de espectadores peores o iguales respecto a la temporada anterior.

El imponente estudio donde este año se llevó a cabo “La Academia”

TIEMPOS DE CAMBIO

En ese entonces la principal explicación fue la falta de estrellas en la pista, acompañada de la caída de ranking en la televisión en normal. Sin embargo, también soplaban vientos de cambio: Tinelli ofreció durante años piel y sexualidad explícita en la pista de baile, pero las nuevas generaciones que quiere seducir Marce no comulgan con esa explotación del cuerpo femenino. Por ese motivo, en las últimas ediciones, el “Bailando” mesuró su carga erótica y agregó ritmos más “inocentes” desde las letras y las coreos (como el folclore).

Sin embargo, la desconfianza con Marce continúa en muchos sectores. Por un lado, sigue habiendo una dosis importante de colas, sigue habiendo una celebración de la belleza hegemónica y, claro, un coro de bailarinas sin mucho más que hacer que mostrar sus cuerpos esbeltos detrás del conductor. Por otro lado, las imágenes del conductor cortando polleras no son tan fáciles de borrar.

Ante esos cambios de época, Marce tampoco ha sabido reaccionar, combinando este año una mezcla de bailes sensuales, otros más “tapados” y humor classic que no sedujo a la juventud. Tampoco los ha seducido llevando el programa de talentos a plataformas que podrían ser afines, como Tik Tok.

Así “ShowMatch” se mantuvo en 2019 en ese rango de audiencia, no salió en 2020 por pandemia y, cuando regresó este año, se encontró con un panorama desolador: para su segunda edición, ya period tercero en las audiencias; perdió algunas jornadas en el ranking con “Telenoche”; y terminó acusando a Ibope de manipular los números para favorecer a Telefé.

Por todo esto, Marcelo se retira del año. Y, otra vez, en medio de rumores: tras, otra vez, sostener el ranking más bajo de la historia televisiva del envío, con las evidencias de la realidad mostrando que, ahora sí, el formato está agotado, Marce “está convencido de que hay que cambiar”, contó Rodrigo Lussich.

Para 2022 Tinelli quiere cambios, y no descarta enfocarse también en nuevos horizontes

 

Todo indica que “ShowMatch” no regresará en 2022, al menos como se lo conoce hasta ahora. Marcelo Tinelli está pensando en un formato completamente nuevo. Quiere hacer un formato más corto y de menos tiempo, y aunque tiene contrato como conductor de El Trece para todo el 2022 y su productora, LaFlia, tiene espacio en esa pantalla hasta el 2023, también estudia un cambio de pantalla: estaría analizando hacer un programa de entrevistas con personalidades de mucho peso para la plataforma Paramount+ (que ya contrató con ese fin a Susana Giménez).

Paramount es parte del grupo de Viacom, dueños de Telefé, por lo cual sería jugar “para la contra”, aunque Tinelli evaluaría hacer ese programa y luego volver a El Trece con el año ya comenzado. Sin embargo, de cara al futuro, está claro: la propuesta lo acerca a Telefé, su primera casa.

 

Related posts

Mario Guerci, íntimo: la insólita anécdota con Susana Giménez, sus profesiones desconocidas y el desafío de estar en ShowMatch

admin

Cómo serán las comedias musicales de ShowMatch: La academia

admin

¿Fin de una amistad? un participante de Showmatch furioso con uno de los jurados ESPECTÁCULO El Intransigente

admin

Leave a Comment