24.4 C
New York
Friday, Aug 19, 2022
Image default
SHOWMATCH

Julieta Nair Calvo, de “ShowMatch” a vivir en Uruguay y hacer teatro con Susana Giménez – 02/07/2022

Se habla de la ley de atracción, de manifestaciones, de la proyección. De la energía: de que si se piensa en positivo, algo bueno vendrá. O de los sueños, y de aquella concept bajo la que crecieron las generaciones Cris Morena, convencidas de que si realmente lo queremos, todo se puede lograr.

Julieta Nair Calvo no tenía ninguno de esos conceptos en mente cuando, embarazada de su primer hijo, le anunció a su mánager que la vuelta al trabajo tenía que ser con un proyecto que le fascinara. Mucho menos se le había cruzado por la cabeza la posibilidad de que, a meses del nacimiento de Valentino, le iba a llegar una propuesta imposible de rechazar.

Entonces su mánager, Paula Aisenberg, le dijo que Gustavo Yankelevich la quería para hacer teatro en Uruguay, de la mano de la figura más relevante del espectáculo de la vecina orilla: la mismísima Susana Giménez.

A Nair Calvo (33) le alcanzó con una noche para meditar la respuesta.

“Es el famoso bebé con el pan abajo del brazo”, comenta la actriz a Sábado Present. Atendió el teléfono mientras amamantaba a Valentino y ultimaba los detalles para una mudanza temporal que le generaba tanta ansiedad como ilusión, y que ya se concretó. Este martes, desde las instalaciones de Get pleasure from Punta del Este, compartió una imagen en la que aparecía sonriente y abrazada a su bebé, y escribió: “Así arranca esta aventura. Lo que siempre soñé: trabajar de lo que amo y acompañada por mi amor y mi hijo. Gracias vida por este presente”.

Allí, Nair Calvo coprotagonizará Piel de Judas, la obra que marcará el debut teatral de Susana en Uruguay y de la que además serán parte Antonio Grimau, David Masajnik y los locales Patricia Álvarez y Sebastián Slepovich. Se estrenará el 15 de julio en Get pleasure from y, de momento, se anunciaron nueve funciones; varias tienen entradas agotadas y para las que no, la venta continúa a través de Suticket.com.

Para la actriz, que en 2021 deslumbró en La Academia de ShowMatch, y que antes protagonizó uno de los últimos hitos de la televisión argentina, Las Estrellas, este también será su debut profesional en suelo oriental. Cube que “la gente de Uruguay” siempre ha sido “amorosa”, y espera retribuir ese sentimiento con entrega, pasión y mucho trabajo.

“Mi personaje está buenísimo, tiene mucha interacción con el de Susana y creo que van a morir todos de risa. La había visto trabajar como actriz, pero realmente en los ensayos es otra cosa: propone mucho, es realmente muy graciosa. Antonio Grimau también”, cube sin revelar detalles. “Mi personaje viene a romper las estructuras de la casa donde viven ellos. Tiene matices, y eso está buenísimo”.

—¿Con qué te encontraste cuando empezaste a vincularte con Susana Giménez?

—Había ido a su programa una o dos veces, con alguna de mis obras, cuando ella hacía los musicales. Pero period de “Hola”, “Chau” y ser entrevistada; nunca una charla larga, mucho menos un ensayo ni las cosas que estamos compartiendo ahora. La amo. Susana es lo que ven en la tele: espontánea, divertida, supergenerosa. Ni bien vio a mi bebé estaba: “¡Ay, lo amo! ¡Me encanta!”. Nada, es una dulce complete. Uno va con mucho respeto porque obviamente es Susana, hasta con un poco de susto vas, y ella es todo amor. Estoy muy entusiasmada de compartir temporada, siento que voy a aprender un montón.

Julieta Nair Calvo. Foto: Difusión
Julieta Nair Calvo. Foto: Difusión

¿Qué es el trabajo en tu vida? ¿Cómo te relacionás en este momento con el ser artista?

—Yo soy muy apasionada con el trabajo, me apasiona trabajar y todo el tiempo me desafía estar encontrando personajes nuevos, compañeros con los que no haya trabajado, crecer desde ese lugar. Disfruto mucho, tanto del teatro como de la tele. Del teatro todavía más; hay algo del ritual que me encanta. Pero laburo desde muy chica y dejé muchas cosas de mi vida private de lado por el trabajo, y lo único que me hizo frenar fue el embarazo. Estaba en el Bailando cuando quedé embarazada, y como me sentía bien, con los cuidados necesarios, seguí hasta los cuatro meses. Hasta que en un momento dije: “Che, yo voy a parar”. Quería conectarme con esto nuevo que estaba viviendo, con mi cuerpo… Obviamente soy una privilegiada de poder decir: “Paro de trabajar para estar conectada con mi embarazo”. Entiendo que en la mayoría de los casos hay que seguir prácticamente hasta que tenés contracciones. Pero ese fue el único momento en que decidí que mi trabajo principal period empollar a mi bebé y estar bien preparada para el parto. ¡No me imaginaba que la vuelta iba a llegar tan rápido! (Se ríe) No sé si por otra cosa hubiera dicho que sí: este period un proyecto que no podía dejar pasar.

—Aunque trabajás desde muy chica, gran parte del público te conoció por tu Jazmín en Las Estrellas, y esa historia de amor con el personaje de Violeta Urtizberea, que te cambió la vida pero también fue revolucionario para muchas otras personas. ¿Te costó lidiar con esa exposición, con todo lo que generó Las Estrellas?

—Si bien todos los personajes tienen lo suyo, es cierto que el de Jazmín y esta historia de amor con Viole fue un antes y un después. A nivel popularidad, me parece. Obviamente fue un trabajo que tomé con la misma responsabilidad que todos, pero lo que pasó fue algo que no se esperaba nadie. Y se necesitaba algo así, y me doy cuenta por la repercusión que tuvo, por la cantidad de chicas que no se sentían representadas por las historias de amor de la televisión, y lo vieron y se sintieron parte, se sintieron mejor, pudieron expresarse con sus padres o ser parte de un grupo. Se armó algo que traspasó la pantalla y a nosotras nos traspasó como actrices. Y a nivel de popularidad fue internacional. Siempre cuento una anécdota de que me fui de vacaciones a Francia y me habló una chica, me dijo: “¡Jazmín, Flozmín, Julieta!”. ¡Había aprendido español por la novela! Y la novela no se daba en Francia, pero por YouTube, los blogs y las redes sociales se convirtió en algo impensado. Las redes son fabulosas en ese sentido; tienen lo bueno y lo malo, pero en esto fue maravilloso. Y sigue siendo, aunque ya pasaron bastantes años.

Julieta Nair Calvo. Foto: Difusión
Julieta Nair Calvo. Foto: Difusión

—A partir de tu mención de lo bueno y lo malo de las redes, pensaba en tu paso por ShowMatch, donde demostraste que se podía transitar un programa así sin involucrarte con lo conflictivo que rodea a ese tipo de formatos. Eso de no darle cabida a la pelea, a las críticas, ¿es una postura consciente?

—Sí, es superconsciente. Tengo una actitud muy sagitariana con la vida (se ríe). Yo realmente estaba reticente a entrar al programa, porque tenía un poco de miedo, y realmente es mi trabajo. Soy actriz de musical y entré a un programa donde tenía que mostrar qué hago, y estar ahí, disponible, con buena cara y energía para que cuatro o cinco jurados —y después el país— te juzguen, requería de una fortaleza para entrar. Pero se dio muy redondo, porque todos los años me llamaban y yo nunca podía, porque siempre estaba haciendo algo y sabía que el Bailando requería de mucha energía y mucho tiempo, porque lleva mucho ensayo. Y por cómo a mí me gusta hacer las cosas, no me iba a conformar con media hora por día. Pero justo llegó en pandemia, yo estaba sin trabajar y fue la oportunidad para poder hacerlo y ver qué pasa. Yo quería entrar con esta que es mi onda, y es buena onda, a ponerle el pecho y el escudito rebotín a las malas ondas, si es que las hay. Y no las hubo. Creo que si voy con buena onda y emitiendo buena onda, es difícil que del otro lado te tiren un dardo. Si vos tratás bien y vas con una sonrisa, eso se contagia. O al menos intento ir así por la vida. ¡Por suerte por ahora me funciona! Pero mi paso fue así. Guardo el recuerdo con una sonrisa, porque me divertí, me trataron súper y aprendí mucho, que también period mi objetivo.

—¿A Piel de Judas le pedís lo mismo? ¿Pasarla bien y aprender?

—¡Sí! Yo ya sé que eso va a ocurrir. Ya sé que la voy a pasar bien porque ya la pasé bien en los ensayos. Porque hay buena energía desde que Gustavo me llamó y me dijo: “Quiero que te diviertas, la vas a pasar increíble, Susana es un amor y te vamos a recibir con los brazos abiertos”. Y es una comedia, y en los ensayos ya nos reímos mucho pasando letra. Entonces nos vamos a divertir arriba del escenario, y eso la gente lo va a disfrutar.

Related posts

Alerta máxima en El Trece por lo que sucedió ayer con el programa de Carina Zampini ESPECTÁCULO El Intransigente

admin

Nueva baja en ShowMatch: ya son siete los participantes que renunciaron

admin

Marcelo Tinelli comprometido por las palabras de Pachu Peña

admin

Leave a Comment