4.8 C
New York
Wednesday, Jan 19, 2022
Image default
Sofia Vergara

Rooney Mara, todas las veces que pidió a gritos ser Audrey Hepburn

Por su forma de vestir, de hablar, de moverse, dentro y fuera de la gran pantalla, Audrey Hepburn (1929-1993) se convirtió en uno de los iconos pop del siglo XX. Su imagen cándida, delicada, sus recogidos y sus vestidos han sido replicados hasta la saciedad en cuadros, pósters y hasta en los disfraces que se ven en cada carnaval. De ahí que muchas artistas del cine y la música se hayan postulado alguna vez como sus ‘herederas’, desde Ariadna Grande, Natalie Portman, Audrey Tatoo o Alexa Chung, hasta Anne Hathaway, Olivia Palermo, Jennifer Love Hewitt, Keira Knightly, Emily Ratajkowski, Penélope Cruz o Lily Collins. Pero de todas ellas, la actriz que se ha llevado el gato al agua para encarnar a la leyenda de Hollywood de los 50 y 60 en filmes inolvidables como ‘Vacaciones en Roma’, ‘Sabrina’ o ‘Desayuno con diamantes’ ha sido Rooney Mara, que lleva más de una década fascinando al público por sus conmovedores papeles en ‘Millennium: los hombres que no amaban a las mujeres’, ‘Carol’, ‘Her’ o ‘El callejón de las almas perdidas’, de próximo estreno en España. La dos veces nominada al Oscar, de 36 años y pareja desde 2016 de Joaquin Phoenix, con el que tiene un hijo de año y medio, ha sido llamada a reencarnarla en el próximo ‘biopic’ de Apple sobre la vida y carrera de la mítica actriz, icono de la moda y el activismo, por su labor como embajadora de Unicef. La dirección correrá a cargo de Luca Guadagnino, el aclamado realizador de ‘Name me by your identify’.

Poco trabajo de caracterización les va a dar Mara al equipo de peluquería y maquillaje, a tenor de cómo suele lucir en sus apariciones públicas, en la alfombra roja y en sus fotos de Instagram. Fiel a sí misma, y al eterno estilo Hepburn, estos son los rasgos más característicos de su ‘look’ que le han hecho alzarse con el papel.

Cejas pobladas y piel de porcelana

La visionaria Hepburn lució unas cejas frondosas, naturales y gruesas que poco tenían que ver con las finas y curvas que se llevaban en la época y que lucían Marilyn Monroe o Grace Kelly. Fue pionera en maquilárselas para engrosarlas y enmarcar sus grandes y almendrados “ojos de cervatillo” que solo le pintaba el maquillador italiano Alberto Rossi, diestro en realzar también su tez inmaculada y clara. Varias famosas de nuestros días, como Cara Delevingne, Sofia Vergara o la hija de Phil Collins, la protagonista de ‘Emily in Paris’, además de Mara, llevan casi una década manteniendo la tendencia de las cejas rotundas en lo más alto. Como las que lució la actriz belga al recoger su Oscar por ‘Vacaciones en Roma’, en 1954, que aún se las marcó más añadiendo drama y milímetros con un lápiz marrón.

Todas las herederas actuales del estilo Audrey Hepburn se han cortado alguna vez el flequillo como el de la admirada actriz. Llamado ‘child bang’ por los medios estadounidenses, el difícil y corto flequillo que la actriz puso de moda en los 50 sigue estando de rabiosa actualidad. Mara ha explotado ese peinado en varias ocasiones, como en la fiesta de ‘Vainness’ tras las gala de los Oscar de 2012 (en la foto inferior) o en los Impartial Spirit Awards del 2016, casi un calco del ‘look’ inmortal de Hepburn en la ‘Sabrina’ de 1954 de Billy Wilder.

Tanto Audrey Hepburn como Rooney Mara destacan por un físico muy related, esbelto y siempre juvenil. La primera de ellas medía 1,70 metros y siempre rondó los 49 kilos. Fue una superviviente de la segunda guerra mundial y padeció grandes penurias de las que se resintió su constitución. Su hijo Luca Dotti, fruto de su segundo matrimonio con el italiano Andrea Dotti, explicó que “al remaining de la contienda, estuvo muy cerca de la muerte. Sobrevivió a base de ortigas y bulbos de tulipán, y agua para llenar el estómago. En aquel momento, period una adolescente de cerca de 1,67 metros. Pesaba 39 kilos. Tenía ictericia y edema. Tuvo anemia toda su vida, probablemente como consecuencia de aquella alimentación…”. Gracias a la danza, disciplina que estudió y practicó toda la vida, mantuvo siempre una imagen esbelta y cándida. Por su parte, Mara también comparte una delicada estructura ósea, aunque es algo más bajita. Mide 1,60 metros y pesa alrededor de 50 kilos. Además, su estilo de vida vegano le ayuda a mantener su delgada figura. Tiene su propio huerto en las laderas de Hollywood, donde vive con Joaquin Phoenix, y su hijo, River.

Vestido negro y tacón alto

Aunque alguna vez también eligió el rosa y los pasteles para sus ‘outfits’, Hepburn tenía el armario lleno de tonos neutros y, sobre todo, del par infalible negro-blanco. Ese fue su ‘gown code’ por antonomasia, y apuesta segura de elegancia, sofisticación y estilo, que, en las noches de fiesta siempre adornaba con tacones alto a juego. Para su mejor replicante contemporánea, el negro es casi un uniforme recurring en galas y ‘purple carpets’. De este shade y de estilo gótico period el deslumbrante modelo de encaje con costuras bordadas de Alexander McQueen que paseó por el Teatro Dolby en los Oscar de 2020 (foto inferiror), o el ‘givenchy couture’ con lentejuelas, mangas cortas y una falda de volantes a capas y tacones de aguja atados al tobillo que lució en los Premios Gotham del pasado noviembre en Nueva York.

Noticias relacionadas

Aunque al principio de su carrera, el diseñador francés Hubert de Givenchy tuvo varias musas, cuando conoció a Audrey Hepburn en el rodaje de ‘Sabrina’ conectó con ella inmediatamente. Mantuvieron una inquebrantable amistad durante cuatro décadas y juntos llevaron la moda a otro nivel, popularizando sofisticados diseños sobre la alfombra roja y también en la gran pantalla, como es el caso del mítico vestido negro de cóctel en satén con escote recortado a la espalda de ‘Desayuno con diamantes’. Mara, la máxima heredera de ese estilo, es también la musa moderna de la casa de moda, que actualmente dirige Matthew M. Williams, y desde 2018 es la imagen de la nueva fragancia de Givenchy, ‘L’Interdit’, el fragrance floral que retoma el nombre de aquel que creó el diseñador para uso exclusivo de su amiga en 1957. “La primera vez que vestí de la marca, para el estreno ‘Millennium’ en Londres, fue mi primer gran evento de ese tipo. Estaba muy nerviosa y no me veía cómoda hasta que me puse aquel vestido de Givenchy. He llevado su ropa desde entonces, confío mucho en ellos”, ha confesado la artista.

Related posts

La foto de Sofía Vergara que ha revolucionado las redes sociales

admin

Netflix cancela Narcos: México después de tres temporadas

admin

Sofía Vergara sorprende con video de todo lo que no ha podido usar en 2020

admin

Leave a Comment