18.6 C
New York
Thursday, Aug 18, 2022
Image default
Uncategorized

Última hora de la posible visita de Nancy Pelosi a Taiwán: noticias y reacciones

¿Cuál es la historia de la relación entre EE.UU. y Taiwán?

La historia de la relación entre Estados Unidos y Taiwán ha estado marcada, de manera ineludible, por un tercer protagonista, China, que reclama a la isla como parte de su territorio.

El anuncio de un posible viaje a Taipéi de la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, ha causado conmoción en China y generado preocupación en el Gobierno de Joe Biden. Este es el último episodio hasta la fecha de un vínculo de larga information marcado por la ambigüedad oficial, los nexos informales y, más recientemente, la explicit retórica del precise presidente estadounidense.

China y Taiwán, la historia ineludible para comprender el rol de EE.UU.

Entender el vínculo entre Washington y Taipéi implica, en primer lugar, remontarse a la historia de Taiwán —formalmente República de China—, fundado en 1911 luego de que colapsara la última dinastía imperial de China, como explicamos en este artículo.

Bajo el mando del Kuomintang, el Partido Nacionalista, la República de China se enfrentó en la década de 1930 y en la Segunda Guerra Mundial a los avances de Japón y al poder creciente de los comunistas chinos liderados por Mao Zedong. En 1945 logró recuperar la isla de Taiwán que había perdido ante los japoneses pero poco después, en 1949, el Partido Nacionalista fue derrotado por el Partido Comunista en una guerra civil cruenta.

Ese año Mao fundó la República Well-liked China, con Beijing como capital, y cerca de 1,2 millones de chinos acompañaron al Gobierno de la República de China en un éxodo a Taiwán, según las estimaciones de las autoridades de la isla. Allí se quedaron establecidos mientras las fuerzas de Mao ampliaban su management en el continente.

¿Y qué papel jugó Estados Unidos? El Gobierno estadounidense había sido aliado del Kuomintang durante la Segunda Guerra Mundial y no reconoció inicialmente la legitimidad de los comunistas. En otras palabras, siguió apoyando a Taipéi.

Sin embargo, en 1971 los miembros de la ONU reconocieron la legitimidad de la República Well-liked. Esa misma década, con la Guerra Fría de telón de fondo, China y Estados Unidos se acercaron y la embajada estadounidense terminó trasladándose de Taipéi a Beijing.

A comienzos de la década de 1990, representantes de China continental tuvieron un acercamiento que tuvo como hito una cumbre en Hong Kong en 1992 en la que, según Beijing y los partidos prorreunificación de Taiwán, hubo un acuerdo de “una sola China”. Es decir: ambos reconocían que period un solo país que debía reunificarse. Sin embargo, discreparon sobre el alcance y sobre quién es la autoridad legítima.

En el marco de esta política de “Una sola China”, Estados Unidos reconoce el planteo de China de que Taiwán es parte de ese país, pero nunca ha admitido oficialmente el reclamo sobre la isla que tiene 23 millones de habitantes.

Estados Unidos, entonces, se ha mantenido durante largo tiempo en una posición de “ambigüedad estratégica” sobre cómo respondería a una invasión de Taiwán. ¿Por qué? Así lo explica Stephen Collinson de CNN: “Esto tiene como objetivo mantener un management sobre el enfrentamiento al disuadir a China manteniendo abierta la posibilidad de una respuesta militar estadounidense. Al mismo tiempo, se pretende privar a Taiwán de las garantías estadounidenses que podrían llevarlo a presionar por su independencia oficial. El objetivo es preservar el statu quo y evitar una guerra en Asia, y ha funcionado, permitiendo a Washington caminar por la cuerda floja de las relaciones con ambas partes.

Lee el resto de la historia aquí.

Related posts

¡Es oficial! Juanes regresó a los escenarios con el ‘Origen Tour’

admin

Dani Alves se podría convertir en el primer refuerzo del Barcelona de Xavi

admin

Los líderes de Donetsk y Lugansk decretan la movilización basic

admin

Leave a Comment